compartir en:

DAGOBERTO Rivera Jaimes es su nombre y está señalado en al menos 26 carpetas de investigación judicial, por la probable comisión de diversos delitos, desde el de robo simple hasta el de lesiones dolosas.

Es reputado como líder transportista y hasta justiciero social, sin embargo con esas cartas credenciales queda en tela de juicio el fondo de sus acciones como lo primero y, sobre todo, en su segundo talante.

Tan solo en lo que va de 2016, el también concesionario señalado de contar con mucho más que una concesión de “rutas”, cada 45 días ha acumulado una imputación de delitos como daños culposos y dolosos.

LA OPOSICIÓN a la modernización de mil viejas cafeteras rodantes que transportan a diario las vidas de miles de morelenses tiene tras de sí a un personaje como este Rivera Jaimes, aferrado a exprimir el cacicazgo.

Las acusaciones en su contra también van por despojo, amenazas, falsificación de documentos, robo calificado, fraude, ataques a las vías de comunicación, etc…, y con ese muy negro historial ¡clama justicia!

El mismo personaje es quien hace equipo con el rector Alejandro Vera, y el obispo Ramón Castro en el plan de marchar pegados por el bien de Morelos. Así las alineaciones, nada mal sería cuidar la cartera en el acto.

POR CIERTO, con el bloqueo de calles y afectación a muchos más de los que oficiosamente dicen defender, los que sienten lesionados sus intereses, particulares o de grupo, van a polarizar más a la nación.

Verán, entre esas víctimas colaterales de la paralización de la actividad humana ya empezaron a saltar fuerte también los que están inmersos en la dinámica económica, los empresarios, hartos de ser afectados.

A la postre esa búsqueda de la victoria, sea en nombre de Dios, de la autonomía universitaria, del sector del volante o de los corporativos campesino-partidistas, apunta a un punto de quiebre y derrota pareja.

AL TIEMPO, habrá oportunidad de desmenuzar algo de aquel caudal de denuncias contra el “justiciero” Dagoberto, justo como para que recicle el discurso de “guerra sucia”, “represión”, “espionaje”… junto tiene asesores.

Por: [email protected] / Twitter: @ezapata19