AUDAZ se ve el lance que dicen preparar concesionarios del transporte público de Morelos en rechazo a las reformas en la Ley del Transporte recién efectuadas por el pleno del Poder Legislativo del Estado de Morelos.

Cierto que no es nuevo este tipo de episodios del juego de las vencidas en que se empeñan los ruteros y taxistas con las autoridades en turno por cualquier asunto que les insatisfaga o sientan lesione sus intereses.

Así tirada la amenaza de que en breve harán un paro estatal en la prestación del servicio público, se abre camino a la previsión de más de un escenario negativo, claro, de lo que podría suceder de inmediato:

OBVIO, si los que transportan a más de 6 de cada 10 morelenses en los vehículos detienen sus motores y retiran las manos del volante, el daño para miles de usuarios sería de perjuicios ahora incalculables.

Si así fuera, más obvio que la autoridad no se quedaría a contemplar los daños, sino que de inmediato podría venir aquella figura que los que saben de leyes llaman requisa, alias, tomar el manejo del servicio.

Es recontra obvio que la misma ley del sector, ni siquiera la reformada, contempla las causas por las que puede cancelar o extinguir el derecho a prestar el servicio de transporte público; no dar servicio es una de ellas.

Y si se trata de aplicar, unos, y respetar, otros, la ley del transporte público en Morelos, quizá el 90% de taxis y ‘rutas’ no estarían en las calles; alias, el asunto rueda más bien sobre presiones y acuerdos.

Dice el papelito que no se vale vender o ceder concesiones sin que la autoridad conozca el asunto, lo cual sería motivo de extinción de la concesión; esto es recurrente y público. Lo contrario sería excepción.

La norma de marras también prohíbe y considera causal para retirar la concesión a quien tenga más de tres de ellas, incluso hasta un tercer o cuarto grados en cuanto a familiares. Dos-tres líderes no pasan a prueba.

ES POCO probable llegue ese escenario, porque un primer lesionado sería el transportista, pero si se arranca a ello, quizá no tarde en recibir una respuesta de la misma intensidad que pudiera estarse preparando…

Por: [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...