compartir en:

PUES qué hizo o dejó de hacer María Luisa Gontes Ballesteros cuando fue directora de los Servicios de Salud de Morelos, que la Función Pública la tiene con 12 años de inhabilitación para cargos públicos.

Es otro de los muchos casos de anteriores administraciones que por peculado y otras anomalías, sin duda, han marcado las deficiencias en la prestación de servicios a la comunidad o metieron mano a lo ajeno.

Allá mismo también le echaron una docena, hasta el 2028, a Eva Quezada García, subdirectora de Recursos Financieros, y para no variar está el asunto reciente de Elsa María Sámano, también 12 años de castigo.

SI ASÍ chimuelas las contralorías y auditorías estatales, la ASF y la Sría. de la Función Pública federal, alcanzaron a meterle mano a algunos funcionarios chuecos, ojalá la nueva figura de ésta sea más efectiva.

Alias, no es casual que México ocupe una alta posición internacional en corrupción, por lo que el anuncio hecho ayer por el gobierno federal sobre el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción permite ilusionar.

Si no hay sanciones firmes a cualquier acto de ineficiencia o corrupción a nivel nacional, el arca estará abierta a más y más de esos casos que han dañado las instituciones federales, estatales y municipales. Veremos.

A MANERA de ejemplo de por qué no cesan las transas en las tripas de los tres niveles de gobierno, ahí está un simple caso municipal a través del órgano desconcentrado que opera el agua potable en Cuernavaca.

Hace unos años se forzó la compra de un alto número de medidores de agua sin que hubiera base legal para el contrato que superó el millón de pesos; incluso hubo denuncia formal, pero nada ha pasado.

O sea, una empresa proveedora fue privilegiada vía un contrato sacado de la manga, sin concurso de otras compañías, y vaya usted a saber dónde fueron instalados esos medidores de agua… si es que llegaron.

POR CIERTO, si no prescribieran las maniobras irregulares en lugares como el que fue Instituto Estatal Electoral, se tendría de las orejitas a dos-tres ilustres que se despacharon cientos de miles de pesos extras.

 

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19