compartir en:

A LA luz de la máxima popular “Palo dado, ni Dios lo quita”, el inquieto Obispo de Cuernavaca dijo que se bajará de la cruzada contra la unión de personas del mismo género; bueno, eso al menos de forma pública.

Ya que la justicia de los hombres, del Congreso local y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no sigue su palabra divina -que incluso es diferente a la del Papa Francisco-, habrá que apelar a la oración.

En tanto, ya hacen fila más de 20 parejas de personas del mismo sexo para unirse legalmente sin necesidad de apelar a la jurisprudencia. Y si la Iglesia no las bendice, ¿quiere decir que ellos están excomulgados?

EL SEMANARIO católico Desde la Fe, sin embargo, arremetió el pasado domingo contra los poderes Legislativo y Ejecutivo de Morelos, con una andanada no sólo de opiniones sino también de acusaciones puntuales.

En el órgano de difusión de la Arquidiócesis de México se consigna que la reforma constitucional y códigos en cuanto al matrimonio de gente del mismo sexo fue “avalado bajo procedimientos ilegales y opacos”.

Adjetiva en su editorial: “… las reformas en Morelos es un vergonzoso ejemplo de trampas y chapucerías políticas”, “… de desaseados procedimientos, más propios de camarillas, mafias, pandillas” y más.

EL DISENSO de la grey católica va más allá del pensamiento místico y salta en su editorial dominical a la cosa precisamente político- partidista; es decir, no existe aquello de “A Dios lo que es de Dios…”.

Liga la aprobación de las uniones gay en Morelos con la luz verde a la interrupción del embarazo en la hoy CDMX porque ambos poderes ejecutivos son emanados del Partido de la Revolución Democrática.

El embate alcanza al Ejecutivo federal, emanado de PRI, al que sataniza por presentar la iniciativa de uniones homosexuales a nivel federal. Se infiere, no valen izquierda ni centro, sólo la ultraderecha.

Y, UNA vez más, se endilga a la “afirmativa ficta” la calidad de ridícula. No, esa figura es legal y añeja en el sistema jurídico, y en muchos casos ha sido vía para definir leyes, tanto a nivel nacional como estatal.

 Por E. Zapata [email protected] /  Twitter: @ezapata19