APORTA DOS datos interesantes la reciente encuesta nacional de seguridad pública urbana realizada por el INEGI, donde Cuernavaca, la ciudad elegida de Morelos, aparece muy mal en uno y no tan mal en otro:

Hay una diferencia significativa en las cifras entre “percepción social de inseguridad pública” y percepción a partir de “la existencia de motivos que generan conflictos o enfrentamientos” con datos de marzo y junio.

Subió de 78.3 a 83.5 la percepción de inseguridad, sobre todo en los cajeros automáticos, pero de los motivos de la percepción el 36.2 de cada 100 lo fundamentan. Se colige, la percepción pura está exacerbada.

ASÍ COMO para poner el ejemplo de que sí se puede, el municipio de Jiutepec está anotado en un programa piloto nacional para embellecer una de 10 calles de otras tantas entidades, según un organismo civil.

En otras palabras, es quitar la calidad de muladar a las calles, según el proyecto del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, y dar pauta a los gobiernos locales de que urge la regeneración urbana.

La dirección para América Latina de esta organización reconoce que, a este nivel, 10 calles son nada para todo el país, pero confía en que sirva de modelo para la participación de los tres niveles de gobierno.

DEL MISMO Jiutepec, llama la atención el lance del diputado Eder Rodríguez Casillas para pedir que el Gobierno estatal expropie el predio Los Venados, como solución a un lío con ambientalistas y una empresa.

Suena bien para el presente y futuro, pero ahí anteceden muy turbios manejos millonarios, que con la pretendida expropiación parece que quiere echársele un alud de tierra al asunto o borrón y cuenta nueva.

Un trienio panista y dos perredistas con ADN de Morena hicieron los enjuagues que obligaron una deuda de casi $200 millones. Lo saben el hoy diputado y los ex ediles Miguel Rabadán y Rabindranath Salazar.

DE LO anterior, sin mucho profundizar, está para la penosa anécdota que el gobierno de Jiutepec negoció mal la compra de un predio y ahora resulta que tiene esa propiedad, pero en el municipio de Zapata.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19