compartir en:

YA PASÓ, ya pasó, el susto por la entrada en vigor de la nueva norma vehicular para la emisión de contaminantes, no solo porque hay un periodo de gracia hasta diciembre, sino para los que van a la CDMX.

El caso es que más de dos tres cayeron en pánico, pero valga decir a los despistados que no están obligados a reverificar su auto, sino hasta el próximo año, y sí es posible ir a ‘chilangolandia’ sin mayor problema.

Por un convenio Morelos-CDMX, los vehículos con placas tlahuicas podrán circular allá sin sanción, siempre y cuando sus hologramas hayan sido expedidos hasta el 30 de junio reciente. Los demás, abur…

AHORA MÁS que nunca hay que andarse con mucho cuidado al circular o parar en calles de Cuernavaca, porque el reglamento de tránsito está más vivo que nunca, pues dispara infracciones a la menor provocación.

Bueno, no se perdona ni siquiera carecer de llanta de refacción, y en eso de estacionarse se han dado casos incluso de multa para quien se detiene con guarnición color amarillo, que se supone no es ilegal. Verán:

Dice el art. 53 que no se vale estacionar a menos de 10 metros de las esquinas, aunque haya indicación amarilla; así, la mejor forma de evitar el fuego del costoso reglamento es no distraerse o pasar de listo.

OTRO ASUNTO para también andarse con llanta lenta es el libramiento, pues por más que el Centro Morelos de la SCT dice que hará lo que sea para evitar accidentes, los siniestros siguen presentándose.

Como si no fuera suficiente tener que sortear las obras y adivinar la situación por insuficientes señalamientos durante el día, por la noche la cosa se pone peor por la deficiente iluminación y la etapa de lluvias.

No es una exageración decir que estas irregularidades han costado varias vidas y daños materiales cuantiosos, pero el remedio solo queda en discurso, y así como van las cosas, habrá para lo mismo un rato más.

¿Y EL peligro en las calles por los ruteros con sus carcachas, alguien los revisa?, es la natural pregunta de una usuaria. De cierto, lo que por años se llamó “pasar revista” hace un tiempo que es solo un recuerdo.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19