compartir en:

En su página web, el Banco de México (Banxico) dio a conocer que la reintegración a la circulación de dinero falso es un delito que se castiga con multa y hasta con 12 años de prisión.

El instituto central recomienda no destruirlo ni guardarlo y llevarlo a alguna sucursal bancaria para que ésta, a su vez, envíe la pieza gratuitamente al Banco de México para su análisis, o entregarla directamente en las ventanillas de atención al público del Banco de México.

El Banxico aseguró que sólo los bancos pueden retener una pieza presuntamente falsa y que si después de su análisis la pieza resulta auténtica, el banco que se quedó con el dinero reembolsará el importe correspondiente.  

Pero si la pieza resulta ser falsa o alterada,  se quedará bajo guarda y custodia del Banco de México y no se podrá recuperar el importe correspondiente, pues realmente se trata de un pedazo de papel sin valor.  

El Banxico indicó que con el fin de prevenir y combatir la falsificación de dinero suscribió en 2001 un convenio con la Procuraduría General de la República (PGR), a fin de hacer un frente común para luchar contra este ilícito.

Refirió que en este convenio se destaca las actividades de capacitación, prevención y el análisis estratégico del comportamiento de la falsificación de papel moneda en el país.   

En el marco del citado convenio, en 2012  se creó en la PGR la Fiscalía Especializada en Investigación de Falsificación y Alteración de Moneda, como la instancia responsable de recibir, en forma directa, las denuncias por falsificación formuladas por el Banxico.  

En 2012, la Policía Federal detuvo a cuatro sujetos y aseguró materiales presuntamente relacionados con una falsificación de billetes de 50 pesos elaborados en polímero.  

Las primeras piezas de esta falsificación fueron captadas en junio 2010. Durante esos dos años, los falsificadores pusieron en circulación cuatro variantes distintas, cada una con mejoras respecto de la anterior y se aseguraron poco más de 220 mil.  

De acuerdo con la Sofom Crédito Real, los elementos de seguridad de los billetes están diseñados para que las personas puedan identificar y verificar su autenticidad con facilidad.  

Señaló que la textura y consistencia es diferente debido al sustrato en que se imprimen, y aconsejó  tocar con la yema de los dedos papel bond común y un billete para sentir la diferencia.  

Otra forma de poder diferenciar entre un billete falso y uno auténtico es la marca de agua, el hilo mocroimpreso, el hilo de seguridad y la ventana transparente, según la denominación, que se pueden ver a simple vista.

Para mayor información sobre el tema, el Banco de México pone a disposición el número telefónico 01-800-BANXICO (01 800 226 9426), así como el correo electrónico [email protected].

Personas entrevistadas por Notimex aseguran desconocer el procedimiento que se debe llevar a cabo cuando cae en sus manos dinero falsificado y afirman que el solo pensar que son billetes falsos, provoca una mezcla de enojo, preocupación y miedo.