compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Uno de los problemas más fuertes y graves a los que nos enfrentamos hoy en día es el peligro silencioso que viven los más pequeños en casa: la navegación en internet. 
Las redes sociales y portales interactivos se han vuelto el atractivo de entretenimiento para los niños y jóvenes de hoy y es una desgracia que con ello vengan consecuencias negativas de las cuales no estén completamente informados y consientes debido a su corta edad. 
Grooming (el cual se define como la serie de conductas que un adulto practica para ganarse el aprecio de un niño, disminuir las inhibiciones y posteriormente abusar de él), pornografía y cyberbullying son algunos de los miles de peligros a los cuales están expuestos gracias a esta nueva tecnología.
Es por eso que, bajo la preocupación de esta problemática social y su escaso trato e información nace la iniciativa “Para un Internet Seguro”, bajo la voz de Mariel Cuervo, quien afirma que es inútil dar consejos de seguridad a sus hijos si no conocen la función de las redes sociales y aplicaciones que utilizan. 

Siempre atento
Informarse de lo que hacen y utilizan sus hijos en internet: dónde están, cómo se usan, aprender sobre las redes sociales.

Guarda distancia
No se trata de invadir el espacio de sus hijos, no funciona con los jóvenes. 

Hablando se entiende...
La comunicación es parte fundamental y lo primordial es hablar y no únicamente prohibir.

Confianza
No exigir la contraseña de sus plataformas, más bien construir un puente de confianza y que libremente la proporcionen. 

Precaución
Romper el esquema de “a mi hijo no le va a pasar”. 

No minimizar
La “vida virtual” es real, cotidiana y peligrosa 

Deben saber
No mantenerse enterados de los peligros que pueden sufrir los más pequeños en internet, entéralos a ellos también. 

Vínculo social
No tomar control de redes sociales, más bien entender el vínculo social que entablan en esa plataforma sus hijos.

Por seguridad
Sugerir cambiar contraseña cada 3 meses y no compartirla.

Privacidad
No proporcionar o hacer pública información privada.

Vida cotidiana
No poner en que escuela van (fotos con uniformes, entradas al colegio, etc.).

Información delicada
No poner direcciones y Perfiles privados.

Poner límites
Aprender como denunciar, y tener límites de uso, establecer horarios con los hijos.

Manténlos a salvo
La tecnología ha venido a facilitar la vida en muchos sentidos, sin embargo, debes ser consciente de los riesgos que implica.

 

Por:  DDM Staff  /  [email protected]  /  DISEÑO: EMMANUEL LABASTIDA