Barcelona.- Barcelona apenas le pudo sacar un empate de dos goles a Celta de Vigo, en su partido por la fecha 14 de la Liga española que se disputó en el estadio Camp Nou.

La escuadra local hasta se vio sorprendida por la visita que se había puesto al frente en el marcador, aunque la respuesta fue inmediata y le dio la vuelta, pero sobre el final del partido, Celta, ubicado a media tabla, le sacó la paridad del juego.

El argentino Lionel Messi, en el minuto 22, y el uruguayo Luis Suárez, en el 62, anotaron y parecían llevarse un triunfo, si no holgado, por lo menos les daba tres puntos, luego de que la visita había anotado a través de su futbolista Iago Aspas (22).

Cuando todo se encaminaba a una victoria del Barsa, que tenía el control del encuentro, apareció el también charrúa Maximiliano Gómez, quien aprovechó una distracción de la zaga anfitriona para hacer el 2-2 definitivo en el minuto 70.

La paridad deja al Barcelona con 36 unidades en la cima de la clasificación; Celta llegó a 18 puntos para mantenerse a mitad de la clasificación.