compartir en:

Luego de presentar “LIDÝ: La inmolación del Yo”, la compañía profesional Fóramen M. Ballet, con 18 años de labor ininterrumpida, presentó la danza “Ecos silenciosos”, inspirada en la obra del artista plástico Carlos Torres, especialmente de su serie “Péndulos”, siendo este objeto el punto de partida como oscilación de la vida y el equilibrio como silencio. 
Dirigida y creada por la coreógrafa Beatriz Madrid, la puesta en escena representa el tiempo, el balanceo entre la vida y la muerte, el sí y el no, estar y no estar, el silencio del ser, el corazón y los estados de suspensión, temas que cobraron vida en el Teatro Ocampo. 
La obra está dividida en ocho escenas, en las cuales, los jóvenes artistas sumergieron a la audiencia en un viaje lleno de luz, vida, fuerza, complicidad y la existencia de los seres humanos, entre otros temas, interpretados con magníficos movimientos en el escenario y en una atmósfera de misterio que transmitía la música.

Por: Alfredo Valdez
[email protected]