compartir en:

Estados Unidos.- La última campaña de David Ortiz en las Grandes Ligas ha sido de ensueño y el día de ayer entró al libro de récords en la victoria en Extra Innings sobre los Houston Astros.
Big Papi, como se le conoce en el mundo del deporte, se fue de 5-3, conectando un cuadrangular, un triple y un doble; imparables que produjeron tres carreras, incluida la del triunfo en la onceava entrada del encuentro.
De esta manera, Ortiz se convirtió en el tercer jugador en toda la historia en conectar 600 cuadrangulares y 500 cuadrangulares, uniéndose a los inmortales Hank Aaron y Barry Bonds.
DDM STAFF