compartir en:

Ottawa.- Organizaciones defensoras de derechos ambientales y laborales urgieron hoy al gobierno canadiense a remover los capítulos dedicados a la relación inversionistas-Estado y energía, en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se realiza aquí.

Con pancartas con frases como: “Los pueblos y el planeta antes que el lucro”,  “El TLCAN mata la acción por el clima”, y “El 70 por ciento de los canadienses quiere que los energéticos sean removidos del acuerdo”, los miembros del Consejo de Canadienses se manifestaron a la entrada de la Cancillería, en el centro de Ottawa.

Representantes comerciales de Canadá, Estados Unidos y México, países que integran el TLCAN, llevan a cabo en esta ciudad canadiense desde el sábado pasado la tercera ronda de renegociaciones del acuerdo comercial trilateral y se prevé que mañana miércoles se den a conocer los avances.

En declaraciones a Notimex, Brent Paterson, del Consejo de Canadienses, consideró que el TLCAN “sólo empeorará la crisis ambiental”, y resumió que el Capítulo 11 es una “herramienta corporativa” que permite a las grandes petroleras presentar querellas por regulaciones ambientales.

Manifestó que las organizaciones civiles están de acuerdo con la propuesta canadiense de crear un capítulo indígena, pero “éste debe incluir el derecho a tener un consentimiento libre, previo e informado, que está en la declaración indígena de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”, aclaró.

El presidente nacional del Sindicato Canadiense de Trabajadores Postales, Mike Pelecek, indicó que los cambios propuestos por el gobierno canadiense al Capítulo 11 “no resuelven el problema fundamental, al dar a las poderosas corporaciones el derecho de socavar la legislación pública y las regulaciones, lo cual es inaceptable”.

Recordó que Canadá ha enfrentado 38 acusaciones bajo el Capítulo 11, de ellas la tercera parte fueron por protecciones ambientales. Canadá actualmente enfrenta 2.6 mil millones de dólares por diferentes casos en este capítulo.

El Consejo de Canadienses citó un reciente estudio que indica que 63 por ciento de los canadienses está a favor de cancelar el Capítulo 11 del TLCAN.

Las organizaciones civiles urgieron a los negociadores a implementar medidas que aseguren el cumplimiento de acuerdos internacionales, como el Acuerdo Climático de París y la Declaración de los Pueblos Indígenas de la ONU.

“Las reglas comerciales no deben de anteponerse a las políticas requeridas para cumplir con el Acuerdo de París”, agregó Mike Hudema, de Greenpeace Canadá, en una carta abierta dirigida a los negociadores del TLCAN y firmada por 25 organizaciones civiles canadienses.

Los canadienses exigieron a los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá a tomar acciones en favor del cambio climático.