TEPALCINGO, MORELOS.- Acompañado por su esposa y nietos, don Emilio Torres, vecino de Tochimilco, Atlixco, Puebla, llegó ayer al Santuario del Señor de Tepalcingo, a pedirle que lo ayude a recuperar la salud que perdió cuando un caballo le cayó encima.
Él y los miles de feligreses que anualmente visitan al Jesús Nazareno, no saben y no están interesados en el conflicto que los representantes de la Iglesia y los mayordomos del pueblo enfrentaron este año.
A ellos los mueve la fe, y con ella llegan cada año a pedir por ellos y sus familias, a jurar para dejar el vicio, a ofrecer sus limosnas, y a disfrutar un rato de la feria.
A muchos, como a don Emilio, que llegó en silla de ruedas, les es imposible subir al altar para tocar el manto morado del Jesús de Nazareno; para ellos, la administración parroquial dispone de otras imágenes del santo, a ras de suelo y allí hacen lo mismo, se persignan, oran, se encomiendan, ofrecen su limosna, y se toman la foto del recuerdo.
En el quinto día de celebración, que vivió su mejor momento el  viernes, los feligreses llegaban de los pueblos vecinos de Puebla, Tlaxcala, Estado de México y Ciudad de México; llegan directo a la iglesia, primero a oír misa, y a ser bendecidos por el agua que el cura les impregna.
La fiesta transcurre en aparente calma, pero Alexis el monaguillo, recuerda que el Obispo, Ramón Castro Castro, ordenó a los curas no oficiar durante los días de la fiesta, y no lo hicieron.
Para los días de mayor demanda de los feligreses, un padre de Puebla llegó a oficiar; ya se fue, pero otro de la región continúa con el rito, y los creyentes participan de la eucaristía que se celebra desde las seis de la mañana, cada hora.
Alexis señaló que, en efecto, el conflicto fue la administración de las limosnas; desconoce el motivo del desencuentro, después de que las partes ya habían aceptado un acuerdo, y cuando iba a referir a dónde pertenece o a qué grupo corresponde el sacerdote que está oficiando, recibió una señal para terminar la conversación con un “aquí estamos trabajando”.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...