En 1994, hace 22 años, se creó en León, Guanajuato, el primer instituto de planeación municipal del país, una oficina dedicada exclusivamente a planear el desarrollo urbano de la ciudad en manos de especialistas y no de políticos.
De aquel año a la fecha, a lo largo y ancho del país, se han creado 53 de estos institutos. Todas las ciudades que han sido calificadas como las mejores urbes para vivir en México -Mérida, Saltillo, Aguascalientes, Querétaro y Mazatlán, entre otras-, cuentan con un organismo de planeación.
Estos institutos permiten que la planeación urbana quede en manos de técnicos, se incluya la participación ciudadana en el proceso y se le dé continuidad a los proyectos de ciudad, trascendiendo a las administraciones municipales. El experimento ha sido exitoso. Por ejemplo, León se convirtió en una ciudad pionera en proyectos urbanos y fue la primera ciudad mexicana con metrobús.
Mientras, año con año, en todo el país se incrementa el número de institutos de planeación, en Morelos el tema nunca ha tenido la importancia que se merece. Administraciones van y administraciones vienen y ninguna ha tomado el tema con seriedad.
El caso de Cuernavaca es el más dramático, pues su deterioro urbano es agudo. La ciudad se expande anárquicamente y de manera improductiva, se deteriora el medio ambiente, no hay proyecto de desarrollo económico y un largo etcétera. Sin embargo, crear un instituto de planeación nomás no está en la agenda.
Además de lo anterior, no hay quien enarbole y defienda una nueva agenda urbana. En los últimos años las ciudades se han reconceptualizado. Ahora ya no se trata de crear ciudades para coches sino para personas. Ya no se trata de hacer áreas especializadas dentro de las ciudades como antes, cuando se establecían áreas residenciales o comerciales, sino se busca que todo esté mezclado.
¿Habrá algún candidato en la boleta de este año que realmente se comprometa con el tema? Los aspirantes a la alcaldía deberían pronunciarse sobre la creación de un instituto de planeación para Cuernavaca.
Será fundamental saber si están a favor de que sean criterios técnicos y apartidistas los que rijan el desarrollo urbano y la inversión en infraestructura. En caso de ser así, deberán comprometerse, en caso de ganar, a crear el instituto durante el primer bimestre de su gobierno.
Muchos quieren gobernar Cuernavaca, varios de ellos son personas decentes y propositivas, pero no parecen tener agenda urbana. Parecería que ven al ayuntamiento como cualquier otra oficina de gobierno, no como una dedicada a la ciudad. ¿Qué tal si empiezan por entrarle al tema del instituto de planeación? Ya le toca a Cuernavaca.
Además opino que debe construirse un parque lineal sobre las antiguas vías del tren de Cuernavaca. La ciclopista de Vista Hermosa es un ejemplo que puede ser replicado a lo largo de toda la vía. Cuernavaca necesita espacios públicos y ahí hay un gran terreno desperdiciado.

Por: Vera Sisniega / www.verasisniega.org

TAGS EN ESTA NOTA: