compartir en:

Hace unos días revisé la iniciativa de ley del Sistema Estatal Anticorrupción presentada por el legislador perredista Enrique Javier Laffitte Breton el 7 de septiembre de 2016. Actualmente, la propuesta se encuentra en la Comisión de Puntos Constitucionales y Legislación que preside el diputado Laffitte.  

Aun cuando se aseguró que la sociedad sería convocada a participar en su revisión, hasta el momento esto no ha sucedido. Hace unos días, el diputado Víctor Caballero, en la tribuna del congreso, exhortó al propio Legislativo a establecer mesas de trabajo con la ciudadanía para revisar la iniciativa. Sin embargo, es el día en que aún no ocurre.  

De la revisión de la iniciativa se desprende que la propuesta estatal no retoma los aspectos principales de la versión nacional que le dan fuerza al sistema. Deja fuera, entre otros:
1. La Comisión de Selección. Mientras a nivel federal se crea la Comisión de Selección que elegirá a los integrantes del Comité de Participación Ciudadana, en la iniciativa que se discute en Morelos esta figura no aparece y el nombramiento de los integrantes del Comité de Participación Ciudadana lo hace directamente el congreso.  
2. Secretario técnico. Esta figura no aparece en la iniciativa morelense, los diputados locales proponen que las funciones del secretario técnico las ejerza el fiscal anticorrupción. El argumento para desaparecerla es el ahorro de recursos.
3. Secretaría Ejecutiva. Esta instancia no está contemplada en la iniciativa que se discute en el Congreso de Morelos. Los diputados proponen que esas funciones las ejerza la Fiscalía Anticorrupción.
4. Comisión Ejecutiva. En la iniciativa estatal las labores de esta comisión las hace la Fiscalía Anticorrupción.
El diputado Laffitte argumenta que estas omisiones buscan ahorrar recursos. Sin embargo, la corrupción es el impuesto más caro que pagamos los mexicanos.  Le cuesta al país 347,000 millones de pesos al año, lo que significa el nueve por ciento del PIB nacional. Así que más que un gasto, combatir la corrupción es un ahorro.
Todavía estamos a tiempo de que Morelos tenga un sistema anticorrupción fiable, que no sea ejemplo de malas prácticas sino todo lo contrario. Ojalá y los diputados no echen por la borda esta oportunidad.

Por: Vera Sisniega / www.verasisniega.org