El miércoles pasado, cuando el sol ya se había ocultado y los reporteros veían la televisión en sus casas, los diputados salieron de su guarida, prendieron las luces y, en plena madrugada, aprobaron el documento más importante del año: el presupuesto. Por supuesto, la convocatoria se hizo de último momento y en voz muy baja para que solo se enteraran los diputados y sus allegados.
Así que no hubo testigos de lo que aprobaron y ese era justamente el objetivo. Que la sociedad no tuviera tiempo para conocer y discutir el manejo del dinero público. Unas horas antes se había filtrado el proyecto de presupuesto y, probablemente, esa fue una de las razones por las que los “mandamases” del congreso decidieron dar el madruguete. Claro, el proyecto de presupuesto es un documento público que tanto el Ejecutivo como el Legislativo tenían la obligación de publicar en sus páginas de internet, pero ninguno lo hizo.
Tampoco han hecho público el presupuesto aprobado, pero lo más probable es que haya quedado igual que el proyecto del Ejecutivo, pues por su manera de “trabajar”, los diputados hacen trizas sus propias facultades. Por suerte la indignidad no fue absoluta y cinco diputados votaron en contra: Norma Alicia Popoca (PAN), Victor Caballero (PAN), Alberto Mujica (PAN), Jesús Escamilla (Partido Humanista) y Efraín Mondragón (Partido Encuentro Social).
¿Qué fue lo que aprobaron? Estos son ocho de los temas que aparecen en el proyecto de presupuesto y que muestran cuáles son las verdaderas prioridades del gobierno:
Uno. Para el combate a la corrupción se destinarán 26 millones de pesos. En cambio a los partidos políticos se les darán 111 millones de pesos.
Dos.   El Instituto para el Fortalecimiento y el Desarrollo Municipal, que no queda claro qué hace ni a quién beneficia, contará con 12 millones, mientras que al Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología le destinarán 10 millones.
Tres. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) obtendrá 20 millones de pesos mientras que al Centro Morelense de las Artes, una institución donde estudian cientos de jóvenes, solo le tocarán 17 millones.
Cuatro. El Partido Verde tendrá ocho millones de pesos, casi lo mismo que el Colegio de Morelos, organismo dedicado a la investigación y a la enseñanza.
Cinco. Mientras el Partido Revolucionario Institucional (PRI) obtendrá 18 millones de pesos, el Instituto del Deporte tendrá 17.
Seis. Al programa de equipamiento escolar se destinarán seis millones de pesos, la misma cantidad que recibirá el Partido Nueva Alianza.
Siete.  Para el programa de escuelas de calidad se destinarán seis millones de pesos, los mismos que recibirá el organismo operador de carreteras de cuota, cuya existencia es un misterio y no se sabe si tiene sentido su existencia.
Ocho. El Partido del Trabajo tendrá el doble de recursos que el programa estatal de libros de secundaria. El primero tendrá seis millones de pesos, el segundo solo tres.   
Así que ya sabe usted, la próxima vez que un candidato le diga que promueve el deporte, la salud, la equidad de género, el arte, la ciencia: enséñele esta tabla. Presupuestos son amores y no buenas palabras.

Por: Vera Sisniega

www.verasisniega.org

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...