compartir en:

AHORA: En el Grupo Empresarial Morelos (organización social con 25 años de trabajo) Rafael Arámburo Hernández, el miércoles 6 de septiembre planteaba la participación activa en la construcción de candidaturas independientes.
La propuesta al GEM es apoyar para cumplir los requisitos legales que se señalan en los códigos electorales, una plataforma que permita a los ciudadanos que aspiren a ser candidatos independientes registrarse, en el caso de Cuernavaca se puede implementar para que se compita para una diputación federal, dos diputaciones locales y el ayuntamiento.
Una plataforma ciudadana que actúe coordinadamente para competir con candidatos independientes tiene una gran posibilidad de triunfar, para el escenario de Cuernavaca tendrían el apoyo ciudadano del 2% de cada uno de los dos candidatos a diputados locales, el 3% del candidato a presidente municipal, el 1% del candidato a diputado federal; iniciarían con apoyos por el 8% del padrón electoral, a lo cual si se aplica una abstención del 50% se convierte en un 16% del voto posible.
Sin alianzas recordemos que en 2015, los resultados fueron 14.38% del PAN, 15.91% del PRI, y 12.55% del PRD.
La participación de las personas en la vida comunitaria produce una vivencia ciudadana donde la división entre lo social y lo político se desdibuja.
Los partidos políticos puente natural entre las personas, la sociedad y el gobierno no son suficientes, las organizaciones sociales y la  participación social están más allá de la militancia partidista. No se trata de crear más partidos, se trata de permitir una mayor y mejor participación social en la tarea de gobernar.
Las candidaturas independientes en las condiciones que pueden participar son tan solo un paliativo, existen diferencias sustanciales entre los candidatos independientes y los de los partidos políticos, entre estas cito financiamiento y prerrogativas, además de institucionales; pero repito si hubiera una acción común de los aspirantes independientes tienen la victoria a la vista.
AYER: En la elección de presidente municipal de Cuernavaca en 2015, el PSD ganó con el 26.69% de la votación, y el voto nulo (personas que fueron a votar pero cuyo voto no se contabilizó a favor de partido político) alcanzó el 5.94%.
No hubo candidatos independientes.
La participación ciudadana fue del 49.16%.
Si en la elección de 2017, tenemos en Cuernavaca candidatos independientes habrá que esperar resultados que seguramente serán muy diferentes. 
FUTURO: La participación ciudadana por condiciones diversas, enojo o desilusión con los partidos o con el gobierno, por un sentimiento de regionalismo o por algunas otras causas puede impulsar candidatos independientes cuya externalidad respecto a los partidos sea por construcción y no por haber perdido la candidatura dentro de un partido.
Una candidatura de esta naturaleza se vuelve opción para el votante; además puede llevar a algún partido a reconocer esa condición de representatividad social y hacerlo su candidato.
Todavía hay que modificar el marco legal de forma que las condiciones para participar y competir sean iguales para los candidatos independientes y los de los partidos.
Por ejemplo permitir que participen en candidaturas comunes, igualdad en asignación de tiempo de radio y televisión, mismos montos de financiamiento y gasto de precampaña y campaña. Agregar un representante permanente único de todas las organizaciones sociales que se hayan acreditado como observadoras en el proceso electoral anterior en el organismo electoral.
Esperemos que en la elección de 2018, tengamos candidatos independientes en las boletas.

Por: Carlos Riva Palacio Than

[email protected]