compartir en:

Jiutepec, MORELOS.- A solicitud del Ayuntamiento de Jiutepec, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) participó este fin de semana en la aplicación del alcoholímetro, a fin de vigilar que no se violentaran las garantías de los conductores.
De esta manera el visitador Raúl Díaz García estuvo la madrugada del 17 y 18 del mes en curso, en donde les comentó a los conductores que podrían iniciar una queja correspondiente en caso de percibir violentados sus derechos, sin embargo, no se realizó ningún expediente.
El resultado de este operativo fueron 29 conductores que dieron positivo a la prueba de alcoholimetría, de los cuales uno quedó detenido, mientras que dos automovilistas lograron escapar de la aplicación de la prueba, es por ello que la Comisión de Derechos Humanos adelantó que van a continuar con la presencia en estas acciones.
De acuerdo con el ombudsman morelense, Jorge Arturo Olivares Brito, en algunos municipios este programa lo ven como una manera de conseguir recursos y no de forma preventiva, por ello estarían en condiciones de verificar que no se violenten derechos de los conductores sometidos a esta prueba.
“Al programa lo atienden –en algunos municipios-no desde el punto de vista de que va a salvar vidas, que las salva y muchas, por supuesto, sino que también se le contempla como una forma de ingresar recursos a las arcas municipales y es ahí cuando ya se pervierte el sentido del programa”, manifestó el visitador del organismo defensor de los derechos humanos en la entidad.

Por: Omar Romero / [email protected]