Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas, emitió una "señal de alerta" por los peligros que amenazan al mundo en 2018, por lo cual apeló a la unidad para el próximo año.

 

"Cuando asumí el cargo, hace un año, hice un llamamiento para que 2017 fuera un año de paz, lamentablemente el mundo ha retrocedido en aspectos fundamentales", indicó el secretario.

De acuerdo con Guterres, los conflictos se agudizaron y han emergido nuevos peligros: "lanzar una señal de alerta, una alerta roja para nuestro mundo".

El secretario de la ONU señaló que el nivel de ansiedad con respecto a las armas nucleares se encuentra al nivel más alto desde la Guerra Fría, el cambio climático avanza con mayor rapidez que la respuesta del mundo frente a este, las violaciones a derechos humanos continúan, "el nacionalismo y la xenofobia van en aumento".

 

"Tengo la firme convicción de que podemos hacer de nuestro mundo un lugar más seguro (...) podemos lograrlo si lo hacemos juntos", concluyó deseando felices fiestas y fin de año.