La tienda Bodega Aurrerá en la avenida Gobernadores, en Campeche, ha sido objeto de críticas porque no respetó las ofertas en sus productos durante el Buen Fin.

Dicha tienda le negó a una clienta adquirir una motocicleta de la marca Italika que por error estaba ofertada en 339.00 pesos, cuando su precio real es de 36 mil 190 pesos.

Por este incidente, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió la primera queja en contra de la tienda durante este programa federal.

La señora Zenaida Cabrera Pech hacía su recorrido por la tienda cuando vio que la motocicleta tenía un precio de 339.90 pesos, le tomó una fotografía a la etiqueta y al mostrarlo en caja, la empleada se negó a cobrarle el monto sugerido por la moto, argumentando que el precio estaba mal.

Ante lo ocurrido, inspectores de la Profeco arribaron al lugar para solicitar a la tienda que entregara el producto, pues había pruebas de la oferta de la moto.

Pero el gerente, Aarón Augusto Gómez Álvarez, se negó a hacerlo justificándose en que era un error de uno de los trabajadores, y que al parecer estaba confabulado con la compradora.

La dependencia recomendó a la señora Zenaida Cabrera interponer su queja oficial para iniciar el proceso legal, con el objetivo de que la tienda se haga cargo del asunto y entregue la motocicleta que ofertó a 339.90 pesos.