compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Los integrantes del Ayuntamiento, alcalde y regidores, podrían ser sujetos de sanciones administrativas y denuncias ante las autoridades locales y federales, ante la omisión de entregar comprobantes fiscales a las empresas que han donado las repavimentaciones, para que a su vez éstas cumplan con sus obligaciones ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
Esta anomalía es atribuible al  Tesorero, Alejandro Villareal Gasca; por ser el responsable de las finanzas; y del titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras, Jorge Humberto Sánchez Becerril, quien habría conseguido las repavimentaciones, pero la omisión fiscal podría arrastrar a todo el Cabildo.
Lo anterior está integrado entre las peticiones que hace la regidora Karla Jaramillo Sánchez, quien deduce que no se ha cumplido con el ordenamiento fiscal, pues a pesar de tratarse de donaciones, es requisito integrarlo en el comprobante fiscal que a otorgar a las empresas.
Para sustentar su dicho, hace referencia a a los artículos 79 y 86 del Impuesto Sobre al Renta (ISR); relativos a las obligaciones fiscales; 29 y 29 A del Código fiscal de la Federación; que en su inciso b) señala que las donaciones están entre los supuestos de obligatoriedad para emitir comprobantes fiscales y señala:
“Los que amparen donativos deducibles en términos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, deberán señalar expresamente tal situación, y contener el número y fecha del oficio de constancia de la autorización para recibir dichos donativos (...)”.
De acuerdo con la (poca) información que ha dado a conocer el Ayuntamiento capitalino sobre las donaciones de repavimentaciones, los convenios y/o contratos fueron celebrados los días 5 de enero (1), 2 de febrero (6) y 5 de febrero (1), para totalizar 8 contratos, por los cuales se debió expedir el comprobante fiscal, lo que hasta el momento no ha sucedido como debiera ser.
Al respecto, la concejal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Karla Jaramillo Sánchez, señala: “El Ayuntamiento está obligado a expedir el comprobante fiscal correspondiente a las empresas donantes, por el monto de la cantidad donada, obligación que se ha incumplido, sobre todo porque los contratos de donación no especifican el importe de lo donado”.
Luego agrega que “el ayuntamiento, entiéndase, este cabildo, sería responsable solidario con dichas empresas hasta por el monto de las obligaciones incumplidas”, se estima que las repavimentaciones cuyos contratos o convenio existen, tienen un monto hasta el momento de 59 millones de pesos, hay otras 36 cuyos contratos no han sido dados a conocer.
Finalmente señala la regidora priista que “esta omisión por parte de la Tesorería municipal puede generar observaciones por parte del órganos de fiscalización del Congreso del Estado y dar lugar a responsabilidades administrativas e incluso penales a quienes intervinieron en los contratos e inclusive, por omisos, a los miembros de este cabildo capitalino.
Asimismo, existe por parte de algunos regidores, entre ellos Karla Jaramillo, el sentir de que la falta de información y del cumplimiento fiscal, pudiera derivar de que los recursos con que se hicieron los trabajos no tenga un origen legal. 
Por ello también entre sus observaciones hace referencia que no declarar la procedencia legal de los recursos, podría generar otros tipo de denuncias, por contravenir a la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, también conocida como Ley Antilavado de Dinero. 

Fundamento legal 
La Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia ilícita obliga a transparentar donaciones.

Incumplimiento
El Código Penal Federal en su artículo 400 estipula procesos penales por no reportar al fisco las donaciones recibidas por las autoridades.

59 mdp es el monto invertido  en las repavimentaciones

5 de enero fue cuando se celebró el primer contrato de obras

90 días tuvo la comuna para informar al SAT sobre donaciones y no lo hizo