compartir en:

Desarrollado por investigadores del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Observatorio Hidrológico (OH) es el sistema más avanzado en su tipo en América Latina y el único, a nivel mundial, que emite alertas de lluvia cada minuto.

Este proyecto nació en 2015 con el objetivo de atender una necesidad que hoy más que nunca está latente en el país: salvaguardar la integridad de la población, a través de la prevención, ante los impactos que generan las fuertes lluvias.

"El Instituto de Ingeniería tiene una tradición de vinculación con el gobierno y la sociedad mexicana y nos debemos de alguna manera a ellos, nuestro trabajo tiene que estar abocado a realizar una mejor ingeniería y asegurar la seguridad de nuestra población", señaló el responsable del OH, Adrián Pedrozo.

El Observatorio Hidrológico (OH) de la UNAM cuenta actualmente con 10 estaciones instaladas en diversos puntos de la Ciudad de México y que difunde en tiempo real (cada minuto) los lugares donde se registran las precipitaciones y la cantidad de agua que se acumula.

Pedrozo indicó que las estaciones están ubicadas en presa Madín, Preparatoria 4, Ciudad Universitaria, Bosque Real, Vistahermosa, Dos Ríos, Memetla, Oficinas del Sacmex, Aragón y Coapa.

A través de los datos que emite el sistema, la población puede tomar medidas para evitar afectaciones, mientras que las autoridades, como el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), tiene una herramienta eficaz para reaccionar de manera más rápida.

En entrevista con Notimex, el investigador de la UNAM expuso que "la Ciudad de México es morfológicamente de respuesta muy rápida, esto quiere decir que lo que llueve en algunas regiones se escurre de una manera muy rápida hacia las calles y hacia las zonas habitacionales".

Destacó que la información que genera el Observatorio Hidrológico se transmite inmediatamente a sus servidores, los cuales se encargan de difundir la información de manera automática al sitio web www.oh-iiunam.mx y la cuenta de Twitter @OH_IIUNAM, donde el público la puede consultar.

Pedrozo señaló que de manera más privada se emiten correos electrónicos a la Conagua y al Sacmex, a fin de que esas autoridades puedan operar el drenaje de mejor manera y salvaguardar a la población.

"Hemos podido emitir alertas para el envío de brigadas de apoyo; todavía no hemos llegado a lo que quisiéramos que es poder evitar contingencias (...) Lo que tenemos que aprender es a utilizar esta información, transferirla a la sociedad para que de alguna manera la gente pueda reaccionar en lo individual", indicó.

Actualmente, el OH cuenta con otras cuatro estaciones que serán instaladas en las próximas semanas en la capital mexicana, con lo que ya sumarían 14; sin embargo, están buscando el apoyo de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México para que puedan incrementar el número de estaciones a 37, con lo que se tendría buena densidad de información.

"La importancia de tener más puntos de información es que la Ciudad de México está expuesta a eventos de una intensidad muy grande, muy localizados en puntos del Valle de México; si tienes muy poca densidad de estaciones es poco probable que los veas, es por ello que necesitamos un mayor número de puntos para tener la capacidad de poder observar y atender este tipo de fenómenos, que nos los que ponen en aprietos a la ciudad", explicó el investigador.

Buscan llevar el proyecto a todo México

Pedrozo señaló que la información hidrometeorológica es vital en cualquier lugar del mundo, por lo que consideró necesario que se instalen este tipo de estaciones en todo el país, sobre todo, en las zonas que son más susceptibles a las inundaciones por las tormentas severas.

"Tenemos dos estaciones foráneas, estamos midiendo la lluvia en Sisal, en la Península de Yucatán, y otra en la ciudad de Cuernavaca [Morelos], las dos están publicando en tiempo real. Esas dos estaciones son nuestro experimento, prueba piloto para expandir el sistema a nivel nacional", resaltó.

Dijo que el tipo de sistema que se utiliza en el OH es de alta tecnología que combina internet de las cosas y una plataforma móvil donde se puede consultar la información, lo que permite ofrecer la información al minuto, a diferencia del sistema tradicional que emite los datos cada 15 minutos.

"En el caso de las lluvias o tormentas intensas el tiempo es vida, si nosotros logramos emitir como con este sistema, nuestra información cada minuto, estamos dando un paso muy sustancial en el mejoramiento de cómo se transfiere la información", apuntó.

El Observatorio Hidrológico de la UNAM, dijo también, ya se ha promocionado en diferentes conferencias en todo el mundo y se ha constatado que es único en Latinoamérica.

"[En el mundo] Hay sistemas que miden también en tiempo real pero no con la resolución temporal que nosotros lo estamos haciendo, nosotros estamos haciendo una medición minuto a minuto, un seguimiento a la condición climática de la Ciudad de México porque así lo requiere la ciudad", aseveró.

Resultado del talento mexicano

El Observatorio Hidrológico de la UNAM, que atiende una problemática nacional y mundial, fue diseñado y desarrollado por un equipo de al menos 15 estudiantes e investigadores de esta casa de estudios, donde trabajaron más de un año para oner en marcha en 2015 este proyecto.

"La parte más importante del sistema es la plataforma que está en la nube, es decir, todos los algoritmos que nosotros creamos para la administración de la información y la publicación en tiempo real", destacó el investigador Pedrozo.

A su vez, Alejandro Sánchez Peralta, miembro de este grupo de trabajo, explicó a Notimex que cada una de las estaciones cuenta con sensor óptico láser que detecta la lluvia, identifica gota por gota y suma todas las que caen durante un minuto para después emitir un reporte.

Además, añadió, en la parte de en medio, en el gabinete, se encuentra el sistema de adquisición de datos que está hecho con una computadora de bajo costo denominada "raspberry", "este equipo sustituye equipos de adquisición de datos de entre dos mil y tres mil dólares, es decir, tres veces más económico".

Cada una de las estaciones, cuenta asimismo con una red de carga que gestiona la energía que llega en el panel solar y la entrega a la batería y luego al sistema. De tal forma que durante el día el panel solar carga la batería y durante la noche ésta última la entrega al sistema.

"Tenemos tres servidores en la nube: uno que sólo es de respaldo, donde nosotros almacenamos; el otro que es de alertamiento, dedicado sólo a emitir mensajes de Twitter y de correo electrónico, y el otro servidor es de publicación. En estos servidores llega la información minuto a minuto", refirió.

"Nosotros creamos todos los códigos de toda a programación que este sistema lleva; el equipo de medición es un equipo de medición certificado, calibrado, que tenemos toda la seguridad que nos entrega un dato con calidad", indicó Sánchez Peralta.

Dijo también que el equipo de investigadores está enfocado en hacer un sistema de adquisición de datos que sea sencillo de implementar y que se le pueda incorporar otros sensores independientemente que mida y a su vez el poder transmitir.

"Es la primera vez que se ocupa un equipo "raspberry" para la adquisición de datos este equipo fue fabricado y diseñado en Inglaterra hace aproximadamente hace ocho años para que los niños pudieran programar; sin embargo, mucha gente que nos dedicamos a la electrónica y programación hemos visto un alto potencial en esta computadora, la gran ventaja es su costo", destacó el jóven investigador.

El Observatorio Hidrológico es resultado no sólo del avance de la tecnología sino del talento de jóvenes mexicanos que se conjuga con el de los investigadores para dar soluciones a los problemas que afectan a la sociedad mexicana y mundial.