De seguir al ritmo que van creciendo los casos y hospitalizaciones por COVID-19, cerca de 122 mil restaurantes cerrarían de forma definitiva y 300 mil empleos desaparecerían advierte la CANIRAC (Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados). Es que la ciudadanía sigue sin respetar las normas de sanidad a pesar de estar en una situación tan delicada.

La CANIRAC afirmó en un comunicado que sería un escenario catastrófico: 

“Ciudad de México informó que ante el cambio de tendencias en el número de hospitalizaciones por COVID-19 podrían tomar medidas preventivas que implicarían cierres parciales en algunos sectores. Sin embargo, cualquier retroceso en la capital del país sería catastrófico, se hace un llamado a la población así como a pequeños, medianos y grandes empresarios a no bajar la guardia ante la crisis sanitarias, para evitar un rebrote que obligue a que el gobierno de la Ciudad de México aplique nuevamente medidas restrictivas, indicó.

Para miles de familias en todo México esto podría ocasionar estragos en su economía, el comunicado se difunde en medio de la alerta de la Secretaría de Salud por un posible repunte de contagios en al menos ocho estados del país. Además de más de 860 mil casos y casi 87 mil muertos en México, la pandemia de COVID-19 dejó una contracción de 18.7 % del PIB en el segundo trimestre del año.