compartir en:

Al decir el nombre de Xiaomi, automáticamente vendrá a nuestra mente diferentes modelos de smartphones y tablets. Pero sin embargo, esta marca de origen chino ha decidido recientemente dar un paso más allá.

Este paso más allá consiste en el lanzamiento de uno de los medios más populares para la movilidad urbana hoy en día: el famoso segway, que espera sea llevado a un nuevo nivel de popularidad por la marca asiática.

 

Un segway (para quellos que no los conocen) es un vehículo de transporte unipersonal de dos ruedas y que se impulsa mediante el balance del cuerpo del piloto. Para esta ocasion, la Xiaomi lanzará a este bastante particular mercado en conjunto con la empresa Ninebot Mini, un nuevo e innovador modelo que se dice sera una evolución del anterior, y adicional a esto, en esta ocasión estará vinculado con el smartphone de quien lo maneje.

 

Además de todo lo anterior, el Ninebot Mini será mucho más económico que los otros modelos que encontramos de forma habitual en el mercado, por lo que será mucho más fácil para los usuarios particulares se animen a la comprar este peculiar medio de transporte urbano.

Así será el Ninebot Mini de Xiaomi

 

Entre las principales novedades de este nuevo modelo de segway es que, como era de esperarse tras la compra de Xiaomi (una empresa de celulares), estará directamente vinculado con el smartphone del piloto. Esto se hará, mediante una app, con la cual podremos saber la ubicación de nuestro Ninebot cuando no estemos cerca de este, lo que puede servir como una forma de evitar robos o también para brindar más seguridad a los padres que le permitan utilizar el segway a sus hijos.

 

Otra ventaja muy grande que trae este nuevo modelo es nada mas y nada menos que su precio. El mismo puede ser comprado por sólo unos $300 dolares, lo que puede suponer el un impulso bastante definitivo para que este medio de transporte urbano se convierta en un habitual en nuestras calles y avenidas.

Cuando el anterior segway fue presentado al mundo, la expectación fue muchísima, de hecho fue tanta, que todos esperaban que en cuestión de unos cuantos meses todas las calles se llenaran de este tipo de dispositivos de transporte. Pero sin embargo, la realidad fue sumamente diferente, y las ventas fueron muy bajas, de hecho mas de lo que se había pensado en un principio.