compartir en:

México.- De acuerdo con el nuevo Reglamento de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México, los servicios de transporte privado como son Uber y Cabify, han recibido múltiples restricciones.

Una de las nuevas restricciones consiste en que usuarios de dichas plataformas ya no podrán compartir viajes en un mismo automóvil, además de que sólo podrán prestar servicio los vehículos matriculados por la Secretaría de Movilidad (Semovi).

De igual modo, los vehículos con placas del Estado de México podrán prestar este tipo de servicio privado, tal y como lo señala Uber en su sitio oficial de internet.

Por otra parte, la Semovi estará facultada para restringir el servicio de unidades emplacadas en otras entidades federativas a las que contraten el servicio privado con chofer en la CDMX, esto con la intención de conservar el equilibrio ecológico, así como los niveles de oferta y demanda, apegados a este reglamento, se señala en el artículo 59 del documento publicado.

Por ello, y para garantizar la seguridad de sus usuarios, los choferes deberán exhibir una identificación en el interior de la unidad determinada por la empresa, misma que deberá ser visible para los pasajeros, así como el folio de una licencia que será expedida por las autoridades capitalinas para cada vehículo y operador.

Los requisitos que se mantienen para los denominados ‘servicios privados de transporte con chofer’, consisten: en que el vehículo se encuentre asegurado con la cobertura más amplia; que posean hologramas cero o doble cero; de antigüedad no mayor a diez años y un valor de factura mayor a 200 mil pesos, como mínimo, así como cumplir con los estándares de la verificación anual.

Luego del caso de Mara Fernanda Castilla, en puebla, las restricciones cobran relevancia tanto para usuarios como para propietarios de este tipo de servicio en la capital.