BMW, Ford, o Volvo, entre otras, han anunciado la llegada del coche autónomo (modelo robotizado) para 2021, y  las grandes ciudades se van preparando progresivamente.

California y Arizona fueron los primeros estados que dieron luz verde para realizar las primeras pruebas con estos vehículos autónomos, donde Uber desplegó su primera flota de servicio con estas características.

Ahora ha sido Nueva York quien ha hecho lo propio, pero llegarán hasta 2018 y solo se extenderán hasta abril, dos meses antes de la fecha fijada para que se entreguen los informes en los que se analizarán los efectos y consecuencias sobre la seguridad vial de esta tecnología.

Se trata de una medida temporal que permitirá a compañías como Google, Tesla, Ford o Uber examinar la capacidad de sus coches autónomos, aunque siempre deberán hacerlo con "supervisión directa de la Policía del Estado de Nueva York".

De igual modo, el Departamento de Vehículos Motorizados de Nueva York tendrá que autorizar previamente a cualquier entidad que quiera iniciar los ensayos.

Una vez las autoridades pertinentes hagan público el resultado de las pruebas en el mes de junio, se podrá discernir si Nueva York queda inmersa desde entonces en el futuro de la automoción o, por el contrario, la conclusión no es del todo halagüeña y deciden aguardar más tiempo.

En cualquier caso, la decisión ya tomada de aprobar un periodo de pruebas es significativa, pues supone que Nueva York dará carpetazo a la ley vigente desde hace 45 años que obliga al conductor a tener al menos una mano en el volante de forma permanente durante la circulación.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...