compartir en:

León.- Con el castigo que le impuso la Comisión Disciplinaria, donde no podrá ver acción durante seis juegos, el futbolista Diego Novaretti salió en su defensa al relatar su versión del ‘escupitajo’ al jugador de Pachuca Hirving Lozano.

El elemento de los Panzas Verdes explicó cómo sucedió la jugada que generó la polémica y agregó que lo único que hizo fue decirle al ‘Chucky’ que se pusiera de pie para luego soplarle la nuca.

“No fue en ningún momento con mala intención, no soy mala leche, no hubo intención de lastimar a un jugador y si así lo quisiera realmente lo lastimaría y no haría las cosas como pasaron. 

“En el momento en el que él toca el balón por el costado yo tiro la patada pero en ningún momento lo toco y cuando cae voy a decirle que se levante, que todavía realmente no le he pegado una patada, que espere a que le pegue. Pasa esa jugada, cuando él se aleja de mí yo le soplo la nuca, al cual Lozano reacciona con el codazo y yo corro para pegarle un empellón, lo pueden analizar con la cámara y no hay como no evidenciar eso”, dijo. 

Además, agregó que la Comisión lo cuestionó en múltiples ocasiones si mascaba chicle, el cual habría escupido a Hirving, a lo que el defensa respondió que no, incluso para que tuvieran más valor sus palabras, juró en nombre de su hijo. 

“Para que crean lo que yo les estoy diciendo les dije que les juro por la vida de mi hijo que yo no como chicle, como no me creen, les dije que si realmente estoy mintiendo que a mi hijo le suceda algo”, agregó el felino.