En tiempos recientes se ha identificado una serie de productos embriagantes con alto grados de alcohol a precios muy bajos, el sector de la población que principalmente consume estas bebidas es la juventud.  
De acuerdo a la Comisión Nacional contra las Adicciones, en los últimos meses al menos 195 personas en once estados de la República Mexicana han muerto por causa del consumo de alcohol de baja calidad.   
La doctora Carmen Amezcua Guerrero, especialista en psiquiatría con niñez y adolescencia y experta en el tema de abuso y uso de sustancias, detalló que en tiendas o supermercados se pueden encontrar botellas de alcohol que son económicas, de las cuales hace uso la juventud.   
Debido a la pandemia por COVID-19 se han incrementado los casos de consumo de alcohol entre las personas, y al existir precios muy bajos, la demanda de compra aumenta.   
“Estamos viendo en urgencias una cantidad muy importante de niños y jóvenes principalmente, que han tenido acceso a productos de calidad no solo baja, sino de un contenido con alcohol muy alto a precios irrisorios. Hay productos en tiendas de autoservicio, que son de un litro con 29 grados de alcohol a casi 20 pesos; entonces, eso está llegando a nuestros jóvenes”, dijo en entrevista.   
La especialista indicó que dichos casos son preocupantes y deben aplicarse en el país políticas de prevención para disminuir el consumo de alcohol.   
Asimismo, señaló que la aplicación de impuestos sobre este tipo de productos que son económicos y “no están a la altura” de otros productos que también tienen alcohol.    
Recientemente, la doctora Amezcua Guerrero participó en un foro que se realizó en la Cámara de Diputados, en donde enfatizó la necesidad de regularizar el acceso a bebidas alcohólicas.   
“Lo que estamos pidiendo nosotros, los profesionales de la salud, es que a partir de ese tipo de políticas se coloquen impuestos que sean parejos, y apoyar que este factor de riesgo, que es el acceso, se vea mermado para los pacientes, porque si algo te va a costar caro generalmente tomas poco”, afirmó.   
Finalmente, la doctora destacó que se han enfocado a realizar acciones que contribuyan a la salud de la juventud y sus familias, debido a que el consumo de alcohol en una persona es un factor de riesgo para las personas en su entorno.

Por José Azcárate / jose.azcarate@diariodemorelos.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado