CUERNAVACA, MORELOS.- La promesa de Juan Carlos Salgado Ponce, ex secretario estatal de Economía, de que en agosto de este año el aeropuerto de Morelos despegaría con una nueva línea aérea, se desplomó.

Quedó en discurso hueco el pronunciamiento hecho por Salgado Ponce en el sentido de que la terminal aérea “Mariano Matamoros” serviría para vuelos comerciales a Huatulco, Oaxaca, y Guadalajara, Jalisco.

Lo mismo en julio que en agosto reciente, el funcionario manifestó que todo estaba listo para que el aeropuerto no sólo ampliara su actividad en cuanto a vuelos de pasajeros, sino también de carga.

Respecto del primer rubro, evitó precisar el título de la línea que vendría a reactivar los vuelos comerciales de pasajeros, aunque apuntó que se trataba de una empresa regional de bajo costo con mayor actividad en el sureste del país.

En cuanto a la línea de carga, apuntó que serviría para facilitar los envíos de empresas que operan en los estados de México, Puebla y Guerrero, las que por ahora suelen movilizarse a la Ciudad de México.

Antes, en marzo de 2017, el discurso que resultó incierto se consignaba así: “… existe un avance importante en las pláticas con aerolíneas como Volaris, Viva Aerobús, Aeroméxico e Interjet para generar nuevas alternativas de vuelos comerciales en el Aeropuerto Internacional ‘Mariano Matamoros’”.

En los hechos, las declaraciones alegres de Salgado Ponce carecieron de resultados útiles, incluso con la versión en julio pasado de que el aeropuerto de Morelos ya había conseguido la autorización para la reactivación de los vuelos comerciales por parte de Dirección General de Aeronáutica Civil.

En otro momento, el mismo ex secretario de Economía pareció recular en el tono festivo de sus declaraciones de éxito al señalar que algunas líneas aéreas querían realizar operaciones en Morelos pero siempre y cuando se les dieran estímulos fiscales, lo que habría sido un argumento o pretexto para justificar la ausencia de aeronaves de pasajeros o carga en aterrizaje y despegue en tierra morelense.

A la postre no hubo resultados, a pesar del discurso, ni siquiera ante la oportunidad que se habría presentado como aeropuerto alterno al de la Ciudad de México que sufre saturación de operaciones.

A pesar de esa oportunidad por la saturación en el AICM y la incertidumbre de si la nueva terminal internacional será en Texcoco o Santa Lucía, acaso para los años 2022 o 2023, el ex secretario de Economía Salgado Ponce no se pronunció.

De cómo están afrontando la circunstancia areolíneas como VivaAerobus, su director general Juan Carlos Zuazua dijo a mediados de año que como alternativa su empresa está usando las terminales de Toluca, Puebla y Querétaro:

“Ese es un ejemplo de lo que estamos operando en aeropuertos alternos y el único en el que no lo hacemos es en Cuernavaca…”. Si aquí no se les da entrada por evitar estímulos fiscales, tal vez en el Edomex, Puebla y Querétaro sí lo hacen y les funciona.

En síntesis, el ex secretario Juan Carlos Salgado Ponce habló mucho del aeropuerto de Morelos como instrumento para el desarrollo estatal, pero en los hechos lo evidencian un “elefante blanco”.

Se fueron. En septiembre de 2013  dejó de operar la última de las líneas aéreas en el  aeropuerto “Mariano Maramoros”.

Declaraciones alegres
Mientras el funcionario estatal declaraba avances, en el plano de una de las empresas aéreas no estaba considerando a Morelos como opción. 

En redes sociales
En julio pasado, el secretario de Economía comentaba que él avanzaba para reactivar los vuelos comerciales en el aeropuerto de Temixco.

"Ese es un ejemplo de lo que estamos operando en aeropuertos alternos y el único en el que no lo hacemos es en Cuernavaca…” Juan C. Suazua, director general de Viva Aerobús 

Por: DDM STAFF
[email protected]


Loading...