El secretario de Salud estatal, Marco Antonio Cantú Cuevas calcula que el hospital del ISSSTE podría iniciar operaciones en cuatro semanas, con atención para toda la población.
Será operado por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Cantú Cuevas agregó que, en total, la Secretaría de Salud solicitó a la Federación cien ventiladores para los diferentes hospitales de la entidad, de los cuales, 40 estarán en las instalaciones que fueron visitadas ayer por el mandatario federal, y sobre el resto, dijo que el presidente Andrés López Obrador se comprometió a enviarlos, una vez que se cuente con estos.

"En materia hospitalaria, trabajando para garantizar el número de camas y el abastecimiento de medicamentos, y aplicando un plan emergente de apoyo a la micro y mediana empresa y la conservación de los empleos.” Cuauhtémoc Blanco Bravo, Gobernador de Morelos

Por Antonieta Sánchez