El delegado del Centro INAH Morelos, Víctor Hugo Valencia, señaló que se realizan trabajos para detectar un presunto deslizamiento en la estructura del Palacio de Cortés; descartó riesgos de colapso, aunque precisó que son milímetros los que se han estado deslizando.

El deslizamiento puede ser de milímetros y hasta centímetros, pero en un edificio es de importancia este hecho, resaltó el nuevo delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la entidad.

Explicó que desde el punto de vista técnico, antes del sismo del 19 de septiembre del 2017, se tenía conocimiento que el inmueble tenía deslizamiento hacia la calle de Leyva, algo que consideró como de "voz popular".

Con el sismo, dijo, se están haciendo estudios para confirmar ese deslizamiento qué tanto afecta a la estructura original; destacó que el movimiento telúrico trajo consigo normar y regular la situación estructural del inmueble.

"El Palacio se encuentra en una especie de montaña, que lo hace similar una plataforma alta, que hasta que no se tengan los estudios estructurales y la mecánica de suelo no se tendrá la certeza de que el inmueble está bien asentado", declaró.

En este sentido, el funcionario federal informó que ya se tienen testigos instalados en diferentes zonas del Palacio de Cortés para identificar si el inmueble se sigue moviendo, y con ello sustentarlo con los estudios estructurales.