Un bloque de diputadas, autollamadas G7 e identificados como Graquistas, conformado por las legisladoras, Tania Valentina Rodríguez Ruiz, Keila Figueroa Evaristo, Blanca Nieves Sánchez Arano, Naida Díaz Roca, Maricela Jiménez Armendariz, Rosalinda Rodríguez Tinoco y Ericka García Zaragoza, se negaron a votar a favor del mandato que emitiera la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en el sentido de reformar el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado con la intención de asignar recursos para el pago de pensiones de extrabajadores del Poder Judicial que tienen el mérito real y por tanto legal para merecer su pensión o jubilación.
Carentes de argumentos sustanciales y legales, las diputadas subieron a tribuna donde se dedicaron a manifestar una y otra vez no haber sido convocadas a tiempo para asistir a la sesión de la Comisión de Hacienda, el pasado 5 de octubre, fecha cuando se votó sobre la urgencia de abordar el tema en el pleno para salvaguardar los derechos de los trabajares, independientemente de que habría sido un mandato de la SCJN; situación que fue desmentida por la presidenta de la Comisión de Hacienda, Rosalina Mazari Espín, quien incluso señaló que en dicha reunión estuvo presente la diputada Maricela Jiménez, integrante del G7 y que al igual que ella, todas habían sido convocadas,  desconociendo por qué no asistieron.
En tanto el diputado José Casas, solicitó participar en tribuna sobre el tema, donde reprochó a las legisladoras del G7 su doble discurso, ya que al negarse a aprobar esta propuesta estaban dando la espalda a los trabajadores dejándolos en la indefensión y violentando sus derechos laborales, al tiempo que señaló a las diputadas de obedecer intereses del anterior gobernador, Graco Luis Ramírez Garrido Abreu.
En ese sentido, hizo alusión del circo que ha venido haciendo la diputada Tania Valentina, quien tenía bajo su responsabilidad echar abajo las pensiones doradas, sin embargo, a propósito, permitió que el proceso de 36 dictámenes estuviese viciado en su procedimiento al no respetar la garantía de audiencia dando oportunidad a que buscaran la protección de la justicia federal mediante juicio de amparo y éste les fuera otorgado, logrando con ello su propósito de obtener esas pensiones doradas.
También los diputados Marco Zapotitla y Alejadra Flores hicieron uso de la tribuna, para llamar a sus homologas a dejar de lado sus intereses personales y el doble discurso y ponerse a trabajar y dejar de estar mentándoles a los morelenses.