La compañia francesa Peugeot, creó una llave que cambia el balance del vino, con lo cual en sólo un segundo consigue que la bebida envejezca el equivalente a un año.

La llave del vino (Clef du Vin, en francés) imita el proceso de oxidación de manera ultra acelerada con sólo entrar en contacto con el vino, lo que ha sorprendido a enólogos y soumelliers se todo el mundo.

Este pequeño utensilio consigue el envejecimiento en vinos blancos espumosos, rosados, tintos y hasta dulces, y con cada segundo se consigue una mayor madurez, por lo que quien vaya a consumir el vino deberá dar sorbos tras cada segundo, para saber en qué punto detenerse.

Gracias a ello, los amantes del vino podrán administrar de mejor manera su bodega. La manera de utilizar esta llave es sencilla. Luego de descorchar el vino y servir en la copa, se da un sorbo para probar el sabor del caldo. Como segundo punto, se inserta la punta de la llave en el vino por un segundo y se degusta. Este paso se repetirá tantas veces sea necesario de acuerdo al gusto personal.

Y ya que la llave reduce naturalmente el contenido acídico, los vinos más potentes se irán tornando suaves, por ejemplo. La llave de Peugeot Saveurs tiene 15 centímetros de largo, aunque existe una versión para llevar en el bolsillo, de apenas 5.7 centímetros, y tiene un costo de $640 pesos.