Cada 13 de agosto, y desde 1992, se celebra el Día Internacional del Zurdo, donde el 10% de la población mundial se une para hacer consciencia sobre esta particularidad.

 

 

La historia

Todo comenzó en 1976 gracias a Dean Campbell, un ciudadano estadounidense que eligió el 13 de agosto para hacer una simpática comparativa entre este número, relacionado a la mala suerte, y las dificultades que las personas zurdas enfrentan en un mundo diseñado para diestros.

Al ser motivado por los cientos de niños que a lo largo de la historia fueron obligados a escribir y realizar actividades cotidianas con la mano derecha, Cambell buscó quitar el prejuicio que se tenía sobre los zurdos y dignificar esta particularidad ante cualquier otro tipo de superstición.

 

 

Para la década de los 90, The Left Handers Club (El Club de los Zurdos), retomó la idea de Capbell y la volvió una tendencia global, uniendo a quienes para “adaptarse a la mayoría” debían cambiar el control de su mano dominante.

Con el desarrollo de herramientas y otro tipo de productos para uso de los zurdos,este Club ha trabajado junto a todo tipo de empresas para asesorarlas sobre su relación con personas zurdas y su integración con el mundo.

…ser zurdo genera una serie de frustraciones cotidianas, ya que deben combatir permanentemente con elementos diseñados para diestros.”- The Left Handers Club

 

 

Según este club, un zurdo nace y no se hace, por ello es importante respetar la forma en que los niños se adaptan a la cotidianidad sin forzarlos a pertenecer a una falsa normativa.

Obligar a los menores a trabajar con la mano derecha cuando son zurdos de nacimiento, puede desencadenar una serie de problemas en sus interacciones y formas de comunicarse.