La Organización de las Naciones Unidas (ONU), está por nombrar a un nuevo miembro del Consejo de Seguridad de ese importante organismo. Nuestro País ha sido propuesto como candidato para ser Miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por treinta y seis naciones Latinoamericanas, con muchas posibilidades de formar parte de la toma de decisiones entre los 10 diez miembros electos por todos los integrantes del Consejo, más los 5 países que  gozan el ser miembros permanentes de dicho Consejo con Derecho a Veto. Estos últimos son: Estados Unidos, Reino Unido, República Francesa, Federación Rusa y República Popular China.
Los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad son nombrados por un periodo de 2 años. La presidencia del Consejo se rota mensualmente de manera alfabética. Cada miembro del Consejo tiene un voto. Las decisiones en general, requieren del voto afirmativo de por lo menos nueve miembros del Consejo.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Doctor Juan Ramón de la Fuente Ramírez, quien actualmente es Embajador Representante Permanente de México ante la ONU, están muy emocionados por la cercana posibilidad de que México sea electo dentro del Consejo de Seguridad en la ONU durante los años 2020 y 2021.
México ha sido Miembro no Permanente de la Organización de las Naciones Unidas y en 5 ocasiones. La primera y segunda vez estuvieron: Luis Padilla Nervo y Rafael de la Colina en 1946, Porfirio Muñoz Ledo en 1980, Adolfo Aguilar Zinzer en 2002 y Claude Heller en 2009.
 Hoy en día los Miembros que componen  la Organización son 193 Estados y 8 miembros asociados.
Durante esos lapsos de tiempo, México obtuvo un renombre internacional sobresaliente en el concierto de las naciones y fue uno de los países más importantes de Latino América.
La Organización de las Naciones Unidas, ONU o NN UU, es la mayor organización mundial existente. Tiene su sede principal en Nueva York, EE UU, cuyo edificio tiene el régimen de extraterritorialidad. Esta se rige por la Carta de las Naciones Unidas, la cual fue firmada el 24 de octubre de 1945 en la ciudad de San Francisco EE UU. Al principio fueron 51 países los firmantes,  pocos meses antes de que terminara la segunda guerra mundial.
La ONU remplazó a la Sociedad de Naciones que nació en 1919 al terminar la primera guerra mundial, pero falló al tratar de evitar otro conflicto de esa magnitud.
La ONU se financia con las aportaciones voluntarias de los Estados Miembros. Su principal objetivo es garantizar el cumplimiento de la Paz, de los Derechos Humanos, lograr el desarrollo sostenible de las naciones y la cooperación internacional entre sus miembros y todas las naciones del mundo; en asuntos económicos, sociales, culturales y humanitarios.
Todos los estados miembros de las Naciones Unidas, deliberan y deciden acerca de temas significativos y administrativos en reuniones periódicas durante el año.
Los principales órganos de la ONU son: La Asamblea General, el Consejo de Seguridad, el Consejo de Administración Fiduciaria y la Corte Internacional de Justicia.
La figura pública principal de la ONU es el Secretario General, quien en la actualidad es Antonio Guterres de Portugal, el que asumió el cargo en 2017. Los idiomas oficiales en la ONU son 6: árabe, chino mandarín, español, inglés, francés y ruso.
 El Consejo de Seguridad es el organismo de las Naciones Unidas encargado de mantener la paz y la seguridad en el mundo. El Consejo de Seguridad puede tomar resoluciones y obligar a los miembros a cumplirlas de acuerdo a lo establecido por La Carta de Las Naciones Unidas.
El consejo de Seguridad está formado por los miembros permanentes con Derecho a Veto, ellos son: Estados Unidos, Reino Unido, República Francesa, Federación Rusa y República Popular China y 10 miembros no permanentes.  Los miembros no permanentes son nombrados por la Asamblea General de la ONU y por un período de 2 años. La Presidencia del Consejo se rota mensualmente de manera alfabética. Cada miembro del consejo tiene un voto. Las decisiones en general, requieren del voto afirmativo de al menos, 9 de sus miembros.
El artículo 26 de la carta de las Naciones Unidas, trata de la posibilidad de un sistema de regulación de los armamentos que aseguraría la menor desviación de los recursos humanos y económicos del mundo de las armas.
La aparición de las armas nucleares ocurrió semanas después de la firma de este acuerdo y esto propició la norma del control del armamento convencional y del desarme mundial. México fue el precursor del acuerdo de no proliferación de armas nucleares en el Continente Americano.
Este asunto es de suma importancia para el mundo entero, pero en especial para México es necesario que se trate en el Consejo, por el armamento de contrabando que ha estado recibiendo nuestro País desde los EE UU indiscriminadamente, ya que unas son compradas por el gobierno de México para la defensa del País de una posible intervención extranjera y otras para la compra de la delincuencia organizada, que ciertos grupos mandan hacia los Estados Unidos sin que este País haga algo para contener este contrabando, mientras los mexicanos sí luchamos por parar el tráfico de estupefacientes que son requeridos por parte del pueblo estadunidense quienes son los consumidores de ese tipo de mercancía.
El Ejército mexicano ha estado luchando contra el narcotráfico, perdiendo miles de hombres y gente inocente. El gobierno de los Estados Unidos dice que no puede prohibir la venta de armas en su País porque va contra la ley y la libertad de sus habitantes el adquirir las armas que ellos deseen.
Dichas armas son ofrecidas al público dentro de los Estados Unidos en negocios a la calle y son más o menos iguales a las que les venden a los cuerpos de seguridad de nuestro País, logrando que con sus negocios, las fuerzas del orden y la delincuencia organizada o no organizada, se maten entre sí. Todo mundo sabe que el gran negocio de los especuladores millonarios no es ni los aranceles, ni el petróleo, ni los migrantes y ni siquiera el narcotráfico. Sino que el verdadero negocio es vender armas a los países amigos. Luego dividirlos entre buenos y malos, hasta lograr que se empiecen a matar los unos a los otros y así seguir vendiendo las armas a quien vaya perdiendo para que no se apague la flama del odio y así poder hacer de los gobiernos lo que les venga en gana. De todas maneras meten a México más de 200 mil armas de fuego al año de contrabando.
Esperamos que con la muy posible entrada de México a ocupar un sitio en el Consejo de Seguridad de la ONU, se pueda poner sobre la mesa la declaración de que bajo ningún concepto se permita la venta y el  tráfico de armas de un país a otro.va de cuento

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado