El líder de Al Azhar, Ahmed el Tayeb, aprobó la agresión en contra de las mujeres, esto en una entrevista.

El religioso menciono que "una esposa puede ser golpeada siempre y cuando ningún hueso resulte roto", ya que es un remedio para reformar, castigar o disciplinar.

Ahmed el Tayeb evidencio su declaración en los textos del Corán.

"Los hombres están a cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otros aquellas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas", cita una Aleya del Corán.

Agregó que el individuo que desee golpear a una mujer debe tener "normas y límites".

"No debe romperle un hueso, ni provocarle daños en un órgano o miembro de su cuerpo ni pegarle con la mano en la cara ni darle heridas ni causarle perjuicio psicológico", comento.

El líder fue juzgado por las declaraciones, además de que permite la violencia de género.