México- Pitar la Final del Clausura 2019 de la Liga Mx entre León y Tigres, hace unas semanas, resultó más complicado para los silbantes.
Sin embargo, César Ramos, árbitro central del juego, dio a conocer que una noche antes planearon una posible huida del estadio, en caso de que la gente enfureciera por el resultado, tal y como ocurrió en 1997.
“La última vez que fue una Final (en León) fue la de Cruz Azul, los árbitros salieron casi nueve horas después del partido de lo enardecida que estaba la gente, salieron en una ambulancia, vestidos de militares.
“Les dije (asistentes): ‘Llévense un cambio de ropa de civil’ porque solamente vamos de saco y corbata. ‘Ahora llévense pants, unos jeans, una chamarrita, unos tenis por si hay que salir”, declaró al portal medio tiempo.
Mientras que Arturo Brizio, actual presidente de la Comisión de Arbitraje, recordó lo que vivió hace más de 20 años en el estadio de León.
“Al principio sí hay una sensación de miedo, porque ya cuando ves que estás solo, éramos seis personas, y ves la actitud de la gente e independientemente de que tengas la razón o no, es obvio que tengas un sentimiento de temor”, recordó.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado