EN LOS arrebatos que se traen la rectoría y los gobiernos municipales por los dineros del 5 por ciento del Impuesto Pro UAEM, lo único que pasan por alto es que esos pesos no son de nadie más que del pueblo.

Ya les dijo hace días la Suprema Corte de Justicia de la Nación que es inconstitucional cobrarle al contribuyente ese 5% y otro 20% más como impuesto adicional al predial, pero ahí se los siguen disputando.

Todo es cuestión que los diputados locales hagan su trabajo y cumplan en el papel la orden del Poder Judicial, y entonces se acabará el jaloneo y con ello se dejará de atracar al ciudadano... ¡más mezcla, maistro!

AHORA SÍ, es la hora de que la nueva estrategia contra el delito surta efectos positivos para la sociedad a través de la Guardia Nacional o a ver de dónde nos agarramos, porque a la vista no se observa “plan b”.

Justo ayer fueron publicadas las leyes de la Guardia Nacional, General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Nacional Sobre el Uso de la Fuerza y Nacional del Registro de Detenciones, en el Diario Oficial federal.

Para el caso Morelos, se prevé la integración de unos 500 elementos uniformados de policía civil, pero con ADN castrense, para las tareas de prevención delictiva, que a saber deberán llegar antes de julio próximo.

DE PRONTO se apareció por Morelos el ex priista, ex perredista y ahora morenista Alejandro Rojas Díaz, quien antes tuvo como dueños a Manuel Camacho Solís, a Marcelo Ebrard, a Miguel Ángel Mancera y…

Ahora, Rojas Díaz Durán es senador suplente de Ricardo Monreal, y sin más vino a hacerle la guerra a Yeidckol Polevnsky, llevándose entre las espuelas a Rabindranath Salazar, porque viene la renovación en Morena.

Hacia los cambios, estatal en junio, y nacional en noviembre, en el partido de AMLO se están rasgando las medias, exhibiéndose como autoritarios, antidemocráticos, estalinistas, maoístas… graquistas. Echen agua.

Y TAL vez el trapecista de la política no ande tan equivocado, pues ayer mismo su partido le recetó la suspensión de sus derechos partidistas durante tres años. ¿Qué le dirá AMLO a Monreal y a Polevnsky?

Por: opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1