México.- Buenas y malas para Hirving Lozano, al confirmarse que no podrá recuperarse para jugar la Copa Oro, por lo que ya viajó a Holanda para continuar su recuperación y negociar con el Nápoles de Italia.

El ‘Chucky’ rompió filas con la Selección Mexicana y regresó a suelo holandés para seguir su rehabilitación después del golpe que sufrió en la rodilla derecha en la fecha 32 de la Eredivisie, con su equipo el PSV.

Después de unos días en el Centro de Alto Rendimiento, se determinó que no podrá ser elegible para la Copa Oro.

El domingo, Lozano caminaba ayudado por un bastón y con una visible molestia. El cuerpo médico del Tri le realizó estudios para determinar su evolución; sin embargo, fueron conscientes en que si lo arriesgaban podría tener una afectación mayor.

El ‘Chucky’ recibió una falta en el encuentro ante el Willem II y aunque se descartó una lesión de los ligamentos, el impacto lo mermó de finalizar la campaña con el cuadro granjero, por lo que guardó reposo absoluto y no pudo ayudar a su equipo a buscar el título de Liga.

Se dice que el Nápoles de Italia ya puso sobre la mesa 40 millones de euros para quedarse con el delantero mexicano, y el PSV no vio con malos ojos la jugosa suma, por lo que Lozano podría anunciar su llegada a Italia en los próximos días.