Con un día soleado, pero muy agradable, decenas de personas celebraron el Día de las Madres en un club de la ciudad.  El restaurante estuvo a su máxima capacidad, pues chicos y grandes eligieron el lugar como el ideal para el festejo a las reinas del hogar.
Los anfitriones prepararon  un buffet para esta ocasión, que constó de fruta, chilaquiles, huevos al gusto, enchiladas, cereales, entre otros, así como jugos de naranja y verde o aguas frescas de sabor.
Los visitantes estaban relajados y contentos, coreando las canciones que el intérprete cantaba, acompañado por un tecladista. ¡Enhorabuena para las mamás asistentes!
Por: Brenda Camacho