No cabe duda que la ‘dependencia’ de los teléfonos celulares cada vez se hace más grande o eso es lo que parece, pues ahora hasta los deportistas prefieren traerlo en todo momento aunque les desfavorezca. Un judoka llamado Anri Egutidze, pasó por un mal momento en uno de sus combates, pues se el cayó el celular en plena pelea y al portarlo dentro del uniforme y ser considerado un cato ilegal, el juez decidió descalificarlo, por lo que sufrió una derrota bastante ‘burda’.

Así fue como sucedió todo. Anri Egutidze se encontraba combatiendo en el Grand Slam de judo que se desarrolla estos días en Bakú, Azerbaiyán, donde enfrente tenía a un gran contrincante como lo es Robin Pacek. Resulta que el combate se encontraba bastante parejo, muy reñido acorde a las posibilidades del judoka pero de la nada todo dio un giro bastante inesperado.

En uno de los constantes agarres entre los judokas, a Anri se le desprendió el celular del judogi, nombre que lleva la vestimenta de los combatientes, por lo que Pacek se lo mostró al juez pero de igual forma mostró su buena fe al devolvérselo a su dueño, hecho que en apariencia fue perjudicial para el contrario, pues llevar este tipo de objetos es ilegal.

 

El juez tomó la decisión de detener la pelea y traer a los dos judokas a las orillas del tatami para aclarar la situación, por lo que luego de una rápida ‘pensada’  paró todas las acciones y descalificó a Egutidze, dándole la victoria a Robin Pacek de una forma que muy pocas veces vista en esta disciplina.

El video del combate se ha hecho viral ya que como se acaba de mencionar, es muy raro que suceda esto; se ha visto a futbolistas con el celular, incluso a corredores de autos, pero es un poco más ‘normal’ esto a un peleador de judo, por lo que le ha dado la vuelta al mundo en un corto tiempo.

El Grand Slam de judo en Bakú ha reunido en la capital azerbaiyana a 449 competidores de 57 países; es una de las competencias más grandes e importantes que hay en este deporte y se han dado combates tremendos, por lo que aunque no es muy seguido como otras disciplinas, siempre ocurren cosas muy relevantes.