El expresidente Alan García Pérez murió la mañana de este miércoles 17 de abril, a los 69 años, tras dispararse en la cabeza al interior de su vivienda y permanecer por varias horas internado en el hospital Casimiro Ulloa, donde fue sometido a una intervención quirúrgica de emergencia.

Horas antes, la ministra de Salud, Zulema Tomás, aseguró que el estado de salud de Alan García era “muy grave” y que su situación era “muy crítica”.

Por su parte, el director del hospital Casimiro Ulloa indicó que Alan García Pérez presentó un impacto de bala en el cráneo con orificio de entrada y salida, por lo que fue operado de emergencia.

Como se recuerda, el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios ordenó esta mañana la detención preliminar por 10 días contra el expresidente Alan García Pérez, así como contra su exsecretario general de la Presidencia, Luis Nava Guibert, el exvicepresidente de Petroperú, Miguel Atala Herrera, y otros investigados por el caso Odebrecht.

El Poder Judicial ordenó este martes 17 de abril, la detención preliminar por diez días contra Alan García Pérez en el marco de las investigaciones que se le siguen al expresidente por el caso Odebrecht.

Efectivos de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) llegaron hasta la casa del ex jefe de Estado para ejecutar la medida y aunque en un inicio se pensó que se trataba de un allanamiento, instantes después, salió una camioneta de la vivienda

García Pérez fue trasladado al Hospital Casimiro Ulloa y permanece en el área de trauma shock. Según confirmó América Noticias, el expresidente se disparó cuando la Policía iba a ejecutar su detención.

La orden de detención preliminar también alcanza a su exsecretario Luis Nava Guibert, al empresario Miguel Atala, amigo cercano de García Pérez, y al ministro Enrique Cornejo, así como a cinco personas más.