Comenzar a practicar deporte es siempre una decisión positiva. Ahora bien, los resultados para el organismo pueden ser muy diferentes si se realiza de la mano de un profesional, o si en cambio, se ejerce de forma independiente. Para aquellas personas que necesitan mejorar su estado físico de forma segura y eficiente,la mejor solución es, sin duda, contratar un entrenador personal.

Un entrenador personal realiza una evaluación inicial de cada cliente para conocer su estado físico y a partir de ahí traza un plan de actuación. En esta hoja de ruta se busca controlar el progreso y diseñar una dieta adecuada en función de los objetivos que tenga cada individuo. 

Principales ventajas de tener un entrenador personal

 

Estos profesionales del fitness prescriben ejercicios y fijan metas de forma personalizada en función del usuario. 

Estas son algunas de las principales ventajas de contar con sus servicios: 

Entrenamiento correcto

 

Para entrenar hay que hacerlo bien, no vale con empezar a lo loco y sin saber ejecutar los entrenamientos de una forma adecuada. Un buen entrenador enseña a hacer bien los ejercicios y vigila que lo practiquemos correctamente

Además, una de sus funciones más destacadas es la de diseñar actividades específicas y personalizadas. 

 

Evitar el aburrimiento

 

Cuando empezamos a hacer deporte es muy común que en determinados momentos nos invada la pereza. 

Tener un entrenador personal a tu lado te ayudará a cumplir tus compromisos y a estar más motivado.

Marcar objetivos realistas

 

Uno de las mayores decepciones de las personas que se apuntan al gimnasio es no conseguir resultados de forma tan rápida como les gustaría. En este sentido, no conocer bien nuestras limitaciones puede generar frustración. 

Los especialistas del fitness son capaces de marcar objetivos y plazos de tiempo realistas para cada cliente.

 

Atención directa y seguimiento

Los gimnasios suelen contar con empleados que guían a los clientes, pero su atención suele ser genérica y poco detallada. Al contratar un entrenador personal se recibe una atención directa y personalizada además de un seguimiento continuado.

Este tipo de profesionales velan por tu bienestar de forma directa. 

 

Prevención de lesiones

Es frecuente entre quienes entrenan por su cuenta, sin tener conocimientos, sufrir lesiones. Un entrenador personal es consciente del esfuerzo que cada cliente puede realizar y detecta sobrecargas antes de que ocurra ningún tipo de lesión para garantizar su seguridad y su bienestar.El resultado: un entrenamiento más saludable, efectivo y sin lesiones.

 

Es por todo esto que cuando vayas a hacer deporte te recomendamos dejarte asesorar. Alcanzarás tus objetivos antes y tu salud te lo agradecerá.