Una iglesia ardió por un gran incendio, y aunque dejó casi todo devastado lo único que quedó  intacto fueron las biblias y las cruces, las cuales presentaban solo cenizas encima de ellas, esto fue lo que declararon los integrantes del cuerpo de bomberos.

La Iglesia de los Ministerios de la Libertad en Grandview, Virginia Occidental, en Estados Unidos, quedó reducida a escombros, todo parecía haber sido devastado, según presenció el cuerpo de bomberos local.

 

"Aunque las probabilidades estaban en nuestra contra, Dios no. Imaginen esto, un edificio incendiado al punto de que los bomberos tuvieron que retroceder. Según tú, todo debió incendiarse, cenizas. ¡Ninguna biblia fue quemada y ninguna cruz fue dañada! ¡Ningún bombero fue lesionado!”, escribieron en la página del cuerpo de bomberos.