Eindhoven.- Erick Gutiérrez, jugador mexicano del PSV Eindhoven, reconoció que le ha costado trabajo adaptarse al futbol holandés, aunque aceptó que era el reto que necesitaba como profesional.

El surgido de los Tuzos, declaró la dificultad que tiene para acoplarse rápidamente al futbol local: “He tenido problemas con eso, sí, con la conversión del futbol que estaba acostumbrado a jugar en México. Especialmente el ritmo al que todo va aquí, en las competiciones, en las sesiones de entrenamiento”.

Pese a las complicaciones que ha tenido en el lapso que lleva con el conjunto “Granjero”, Gutiérrez aseguró al portal AD que es un paso que necesitaba para crecer en su carrera de jugador: “Yo no esperaba eso. Pero es el desafío que estaba buscando”.

El “Guti” reconoció que aunque acepta el reto de jugar en la posición de 10, se siente más cómodo por sus características jugando como volante por izquierda: “Para que pueda obtener una gran cantidad de balones y porque soy un pensador rápido”.

Respecto a posibles comparaciones con Andrés Guardado, quien dejó huella en el PSV, Erick Gutiérrez dejó claro que quiere escribir su propia historia en el club holandés y alabó la trayectoria de su antecesor: “Esas cuatro participaciones en la Copa Mundial nos lo dicen todo”.