Para esta edición Miss Universo se eligieron a 20 semifinalistas, cinco de cada una de las tres regiones en las que están divididas las más de 90 concursantes, y una de cada continente. 

 

Las semifinalistas de cada región fueron anunciadas y entre ellas no quedó como se pensaba, la representante española, Ángela Ponce, la primer mujer transexual en pelear por la corona en el certamen. 

Aunque quedaba la esperanza de que la modelo y activista pasará a la ronda semifinal como representante de Europa, esto no sucedió y quedó fuera de la competencia.