Un “grinch” fue arrestado en las afueras de una iglesia en Dallas, Texas, por alterar el orden.

 

Entre otras cosas, Aaron Urbaniski gritó en las afueras del evento, en donde asistían niños a una reunión con “Santa Claus”, que el personaje navideño no era real.

Urbaniski, junto con otros dos manifestantes, se quejaban de que los padres dejaban a sus hijos creer en el el “falso Santa Claus”, en lugar de Jesús.

Por este motivo y ante la negativa de abandonar el lugar, el sujeto fue arrestado bajo cargos de ingresar ilegalmente al lugar.

Los padres de los niños afectados se mostraron molestos por la actitud del sujeto, un fanático religioso indignado por la no existencia de Papá Noel.