Postal: ¡Ricardo Flores Magón..! Una vez electo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador fortaleció la presencia de sus personajes icónicos, a quienes él presuntamente tiene como antecedente de las tres reformas o transformaciones del País, según sus propias expresiones… Para él exaltar a las figuras de esos tres hombres, sus imágenes impresas en grandes lonas se han multiplicado en casi todos los escenarios donde AMLO aparecía… Sin muchos explicativos, tanto sus cercanos como sus seguidores, observadores y analistas entendimos que López Obrador trató de demostrar con fotografías, esculturas o bustos que presentó en distintos momentos, que ellos son los que tiene como antecedente para sus afanes, según lo ha dicho, en ánimo de llegar a ser un buen Presidente, decisión que como propósito nos parece buena en principio, siempre y cuando mantenga los pies en el suelo y no permita que sus cercanos, ujieres y hasta los lacayos que hoy le sobran, lo encierren y le hagan la truculencia que los hábiles y perversos de la política saben cómo se pueden aplicar, para prohijar que se empiece a marear en el confeti del poder… Hasta el momento, todo parece sonreírle a AMLO y ser miel sobre hojuelas por todo lo que hace, dice y decide… Sin embargo, las referencias a sus espaldas provenientes de sus propios y cercanos, junto con sus cercanos o lejanos contrarios, cuya mayoría saben cómo punzar para ponderar o detractar sus desempeños… La figura de Benito Juárez García, Francisco Indalecio Madero y Lázaro Cárdenas del Río, históricamente tienen el lugar que se ganaron con el reconocimiento o las críticas que gusten hacer de esos personajes, quienes con saberes, conocimientos o sin ellos, con frecuencia le entran a la polémica para dar sus sustentados o insustanciales puntos de vista, que pueden ser acertados o equivocados según los lean, vean y escuchen sus oyentes o lectores… De Juárez, como figura icónica que presenta López Obrador, nos parece que el mensaje enviado es su reconocimiento al Benemérito por sus múltiples hechos, entre los cuales aquí destacamos su procedencia de origen, su formación, desempeños y hechos trascendentes e históricos, como las Leyes de Reforma; la defensa de la Patria ante la Invasión Francesa y su peregrinar a lo largo del País protegiendo los Archivos de la Nación… Indudablemente, qué grande es la figura del oaxaqueño, quien desde luego también tiene a sus principales críticos y detractores entre algunos de sus contemporáneos y sus herederos que vieron afectados sus bienes y privilegios… Por las dos partes siempre habrá voces que clamen o reclamen según les haya ido y vean, al indígena llamado Benemérito de las Américas… Por lo que corresponde a la otra figura de Andrés Manuel, está Francisco I. Madero, cuya epopeya según nuestra apreciación es haber sustentado los principios de su Plan de San Luis, bajo el lema del Sufragio Efectivo y la No Reelección, en tiempos no sólo difíciles sino peligrosos, frente al hombre todopoderoso que para su desgracia lo era al dictador Porfirio Díaz, a quien tras más de 30 años en el poder, Madero vence en las urnas electorales, lo cual parece ser un parangón con lo recientemente cumplido por López Obrador frente a los priistas y panistas de la “dictablanda”… Que conste, Madero fue encarcelado, pero logró fugarse, para encabezar y enarbolar la lucha armada de la Revolución Mexicana convocada por él, en 1910… Por ello y más, también Madero tiene a quienes lo reconocen y ponderan, al igual que aquellos que lo critican y lo menosprecian por su falta de carácter y tamaños tras renunciar a la Presidencia de la República, ante el dipsómano Victoriano Huerta, quien de todos modos lo mató… AMLO tendrá sus razones para haber escogido al mártir de la Revolución como uno de sus personajes icónicos… (Continuará) 

 

 

 

Paso Noviembre, Mes de los Muertos…

Calaveras… Por si se las perdieron.

 

Juan Carlos Valencia Vargas.

Exsecretario Ejecutivo de CEAGUA.

 

Se fue Juan Carlos Valencia,

para otra fosa de gala,

tras dejar como sentencia

que CEAGUA es buena antesala.

 

Pa’ servir en el Panteón,

por muy distintos senderos,

a mucha más población

con afanes verdaderos.

 

De atender bien a la gente

y a deudos, que en procesión,

lo protegen de la Muerte

de la cual ya se salvó.

 

¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]