Cuernavaca, Morelos.- Luego de permanecer 39 años en la Glorieta, ubicada en la colonia Buenavista, al norte de Cuernavaca, la estatua del General Emiliano Zapata era retirada desde anoche, para ser trasladada a un punto en la avenida Vicente Guerrero, rumbo a Ocotepec.

Los trabajos de retiro iniciaron alrededor de las 19:00 horas.

Hace 39 años fue colocado en Buenavista el monumento al general Emiliano Zapata Salazar, en el marco del centenario de su natalicio;  el entonces presidente de la República, José López Portillo, encabezó la inauguración. 

En 1979, López Portillo ordenó que se realizaran obras y eventos magnos en la tierra del Caudillo del Sur, refirió  Miguel Ángel Betanzos Castillo, cronista de la ciudad.

Se realizó una serie de eventos en el municipio de Emiliano Zapata, se restauró  el cuartel de Tlaltizapán, también la casa donde nació, en Anenecuilco, y la hacienda de Chinameca, donde lo asesinaron. 

Sin embargo, el magno evento fue en la glorieta de Buenavista, donde develaron el monumento ecuestre del general, realizado por los artistas Carlos Kunte y Estela Ubando; fue colocado mirando hacia la Ciudad de México, en el sentido histórico de la entrada triunfal a la capital del país. 

Por su parte, Carlos Kunte y Estela Obando, autores del monumento a Emiliano Zapata ubicado en la colonia Buena Vista, externaron su inconformidad por el traslado de la escultura.

Carlos Kunte lamentó que no tomado en cuenta para mover de su lugar original el monumento, cuyo peso es de cinco toneladas y mide 5.60 metros de alto por 9.50 metros de largo.

El monumento se colocó en 1979, de acuerdo a su creador, cuando José López Portillo y Pacheco visitó Morelos para promover el voto a su favor para la presidencia de la República, se comprometió a crear un monumento para el general.

“Cuando se convirtió en presidente entregó al entonces gobernador Armando León Bejarano recursos para un gran monumento y el mandatario nos contrató para realizar la obra”, dijo.

En aquellos años la zona era distinta, el lugar donde hoy se encuentra la pieza del general montado en su caballo  era un parque. 

Además no existía la gasolinera ni el mercado, recientemente se construyó el paso a desnivel, en donde  perdió vista y quedó encerrado entre los muros.

Marcela García
[email protected]