Asunción.- La Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) confirmó que la final de Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, se jugará el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu, de España.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, aseguró que Madrid es la mejor opción para una zona neutral y exhortó a quienes asistan a la final a comportarse, disfrutar y alentar.

“Es Madrid el país que mayor cantidad de argentinos tiene fuera de las fronteras. Es de las ciudades más seguras en el mundo y su aeropuerto tiene mucha conectividad”, dijo.

River y Boca se verán las caras el 9 de noviembre a las 13:30 horas, en lo que puede ser la final más polémica de la historia.

Luego de la agresión que sufrió Boca Juniors por aficionados de River Plate, Conmebol resolvió la suspensión del Monumental en 2 partidos (a puerta cerrada) a partir del 2019 y una multa de 400 mil dólares. 

Pero Boca rechaza ir

Buenos Aires.- Boca Juniors se inconformó a las resoluciones presentadas por la CONMEBOL sobre la final de la Copa Libertadores, que se llevará a cabo en España, el 9 de diciembre, ya que las considera contrarias al reglamento.

Apelará ante la Cámara de Apelaciones de la CONMEBOL y ante el Tribunal Arbitral del Deporte, con el objetivo de que se cumpla y se ajuste debidamente con el reglamento.

Boca sufrió el 24 de noviembre un ataque al camión donde se transportaba al Monumental, por parte de los hinchas de River Plate, lo que ocasionó la suspensión y reprogramación de la final de vuelta de la Libertadores.